Apenas un año después de que se inauguró el paso a desnivel en la rotonda de las Garantías Sociales, el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) identificó una serie de fallas y deterioro en la obra.

Se trata de un informe auditoría técnica elaborado durante el año anterior. En el documento se detallan fallas y deterioros prematuros como el desprendimiento del vinil retroreflectivo en captaluces, resquebrajamiento, grietas, desprendimientos y decoloración de la pintura en pasos peatonales.

Stephan Shum, representante de la Unidad de Seguridad Vial y Transporte del Lanemme, indicó que la pintura que utilizaron en los pasos peatonales fue de menor calidad de la sugerida.

“En cuanto a la demarcación de los cruces peatonales, el material utilizado no es termoplástico, ya que este presenta un comportamiento de baja resistencia al deslizamiento. Asumimos que se utilizó pintura a base solvente, que típicamente tiene una vida útil de 6 meses hasta 1 año”, detalló Shum.

También se identificaron deficiencias en el asfalto en secciones de las rampas, con un riesgo potencial de que la estructura de pavimento tenga una capacidad estructural menor a la requerida para satisfacer las cargas de tránsito para la cual fue diseñada (65 mil vehículos diarios aproximadamente).

Otro de los deterioros hallados fue el desprendimiento de algunas franjas amarillas pintadas sobre la carretera.

Como solución a este problema, en particular, la administración realizó una nueva demarcación sobre la antigua demarcación, lo que más bien genera confusión a los conductores.

“Se le hizo saber a la administración que es no es el desempeño esperado para este tipo de proyecto de obra nueva. En el caso de la demarcación horizontal y los captaluces, la administración respondió que esto se le ha comunicado a UNOPS y al contratista; por lo que el contratista ha hecho varias demarcaciones, no obstante la pintura sigue generando deterioros”, señaló Wendy Sequiera, coordinadora de la unidad de Auditoría Técnica de Lanamme.

La UNOPS, una de las encargadas de la ejecución del proyecto, mediante un documento respondió que los deterioros identificados en la demarcación estaban en proceso de revisión y que se sustituirán los captaluces desprendidos o con defectos. En relación con la demarcación antigua se indicó que se procederá al borrado de las demarcaciones que generan confusión.

La construcción del paso a desnivel de las garantías sociales inició en enero del 2019, y se inauguró en marzo del 2020. 

La inversión fue de $17,6 millones y los encargados de la ejecución de las obras fueron el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), la empresa MECO y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops).

De acuerdo con Lanamme, el contratista realizará una revisión antes de que se venza  la garantía del proyecto, el próximo 30 de marzo. 

La semana anterior, el contratista ejecutó un cierre parcial de carriles del paso a desnivel debido a la corrección de un problema de infiltración de agua.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA