Desde los Juegos Olímpicos de la antigüedad los atletas han sido considerados casi dioses fuertes, hábiles e inquebrantables. Sin embargo, ahora en pleno siglo XXI y con una pandemia que ha dificultado todo, ha quedado claro que la salud mental de los deportistas también es importante de cuidar. 

Si bien la disciplina que tienen los deportistas ayuda a mantener entrenamientos, la motivación es clave, pero sin competencia, dicha motivación se ve comprometida. Al inicio de la pandemia el psicólogo deportivo francés Makis Chamalidis advirtió que la reprogramación de competencias incluida la más importante del ciclo olímpico, los Juegos de Tokio podrían provocar que muchos atletas decidieran retirarse.

Ante este panorama, la mayoría de dirigentes y entrenadores del mundo tomaron la decisión de darle más importancia a la parte psicológica que muchas veces es estigmatizada y Costa Rica no es la excepción.

Más detalle en el video…

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA