La Junta Directiva del Consejo de Transporte Público (CTP) le solicitó formalmente a la Procuraduría General de la República (PGR) que como representante del Estado presente una denuncia formal contra las plataformas tecnológicas de transporte que funcionan ilegalmente en el país.

Según informó el CTP, con esto pretenden el cierre definitivo de estas aplicaciones mediante las cuales se brinda el servicio público de transporte remunerado de personas.

 En Costa Rica operan varias aplicaciones, pero actualmente las más utilizadas son Uber y Didi, Uber empezó a operar en Costa Rica en agosto del 2015, y según datos de la empresa, para inicios del año 2020 casi un millón de personas estaban afiliadas como usuarios del servicio y había más de 28 mil socios colaboradores.

En el caso de Didi, inició operaciones en el país en noviembre del 2019, y funciona en todo el Valle Central, Puntarenas, 14 cantones de Guanacaste y en la Zona Norte, esta aplicación de origen chino, mueve a más de 550 millones de usuarios en los países donde opera (Australia, Brasil, Japón, México, Chile, China, Rusia, Colombia, Panamá y Costa Rica) y registra a más de 31 millones de socios colaboradores en esos mismos países.

Otro de los puntos acordados en la Junta Directiva del CTP, fue solicitar al Regulador General de los Servicios Públicos que le ordene a la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL), proceder al bloqueo de Uber Technologies Inc, In driver y Didi Chuxing Technologies Co.

Manuel Vega , director Ejecutivo del CTP señaló el riesgo que corren los usuarios que viajan en transporte ilegal ante la falsa de seguros o pólizas ante un eventual accidente, en el CTP estiman que más de 50 mil personas en Costa Rica se dedican a transporte ilegal en medios como busetas, automóviles, microbuses, motocicletas e incluso autobuses que deberían estar fuera de circulación por haber cumplido su vida útil.  

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA