El exmagistrado Celso Gamboa, entonces subjefe de la Fiscalía General, llamó a Johnny Araya una hora después de que el nombre del actual alcalde josefino fue removido de un expediente judicial donde aparecía como imputado, poco antes de las elecciones municipales de febrero del 2016.

Así lo declaró la procuradora Paola Madriz en el primer día de la etapa de conclusiones del juicio que se sigue contra el exsubjefe del Ministerio Público, Celso Gamboa, la exfiscal adjunta Berenice Smith, y el alcalde de San José, Johnny Araya, por presunto tráfico de influencias.

La fiscalía les atribuye haber desvirtuado la información de que Araya figuraba como persona imputada en una causa penal. Todos han rechazado los cargos en múltiples ocasiones.

El político aparecía, junto con otras tres personas, en una causa por el supuesto delito de influencia contra la Hacienda Pública, la cual, al final, fue desestimada en marzo del 2016.

Los cambios en el expediente en el que figuraba Araya al parecer se dieron luego de que la periodista de La Nación, Mercedes Agüero Rojas, consultó a la oficinas de prensa de la Fiscalía General corroborar si los 604 candidatos a alcaldes figuraban en alguna causa judicial.

Madriz representa al Estado en el litigio y presentó un reclamo civil por ¢42 millones por el daño social y a la imagen del Poder Judicial.

De acuerdo con los alegatos dados por la abogada estatal y replicados por Noticias Columbia, “el día 6 de enero (2016) Justo Pastor se comunica con el señor Celso Gamboa y unos minutos después, alrededor de 10 minutos después, don Justo se comunica con don Johnny Araya, a las 10:37 de la noche”.

“Al día siguiente, a las 8 de la mañana, nuevamente don Justo Pastor se comunica con don Johnny Araya y ese mismo día, cerca del medio día, a las 11 de la mañana, es cuando se elimina del registro del sistema informático de la Fiscalía de Probidad la condición de imputado de don Johnny Araya. Y, tan solo una hora después, alrededor, llama por teléfono a don Johnny Araya”, aseguró Madriz.

Posteriormente, dijo la litigante, “hay una seguidilla de llamadas de doña Berenice Smith a don Celso Gamboa”. Aclaró que si bien es cierto no se conoce el contenido de esas llamadas es un indicio fuerte que viene a determinar la conexión o comunicación existente entre los imputados y el momento en que se elimina del registro a don Johnny.

En horas de la tarde presentó parte de sus conclusiones la Fiscalía General representada por los fiscales Melissa Quirós y José Pablo Miranda quienes terminarán mañana martes.

Quirós se refirió a la constante comunicación, mediante llamadas telefónicas, entre Celso Gamboa y Johnny Araya, entre finales del 2015 y principios del 2016. Algunas de esas comunicaciones se dieron fuera del horario laboral.

Posteriormente, darán sus conclusiones y petitorias los abogados defensores de los tres implicados. Hacia finales de la semana se daría el veredicto.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA