Vender la cartera crediticia del Consejo Nacional de Préstamos para la Educación, (CONAPE), al Banco Popular parece una mala idea para la Confederación Nacional de Asociaciones de Desarrollo, (Conadeco).

El presidente de Conadeco, Daniel Quesada, se pronunció en contra de esta iniciativa por considerar que “Conape tiene 43 años de ayudar a que miles de jóvenes cumplan su sueño de ser profesionales y de esta forma apoyar al desarrollo de este país”.

Además, Quesada enfatizó que ha permitido el acceso a la educación superior a población de los sectores más pobres, logrando romper círculos de pobreza y exclusión social.

La propuesta de vender la cartera de Conape surgió en el seno de las mesas de diálogo como parte de las soluciones para aliviar el déficit de las finanzas públicas, sin embargo, varios diputados y organizaciones sociales han advertido sobre las implicaciones negativas de esta medida.

“Debilitar una institución de bien social que ha apoyado directamente a más de 130 mil jóvenes y a sus familias para tapar los gastos desmedidos de gobiernos irresponsables no es la solución. Desde Conadeco rechazamos esta propuesta, ya que va en detrimento de la calidad de vida de las comunidades en las cuales trabajamos para crear una Costa Rica mejor para todos” agregó Quesada.

La cartera de Conape está valorada en $400 millones por lo que, de venderla, el gobierno obtendría rendimientos cercanos al 0.6% del PIB. Sin embargo, esa intención del Poder Ejecutivo generó fuertes críticas de algunos diputados, así como de la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE).

Este es el único proyecto de ley que el gobierno tiene pendiente de enviar a la Asamblea Legislativa como parte del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA