Presidente de Conare: no podemos aceptar que el ente rector en materia de empleo no sean las mismas universidades

Concentración de universidades públicas este miércoles en las cercanías de la Asamblea Legislativa. Foto: periodista Kattia Meneses

Los rectores y estudiantes de las universidades públicas del país volvieron a concentrarse frente a la Asamblea Legislativa este miércoles 23 de febrero para protestar en contra del proyecto de ley de empleo público que discuten los diputados.

Según manifestó Francisco Gonzáles, presidente del Cosejo Nacional de Rectores, las mismas universidades deben regular el empleo dentro de sus estructuras y no los diputados.

“No podemos aceptar que este proyecto de ley viole los principios constitucionales que le otorgan a las universidades estatales la potestad de organizarse de acuerdo a los fines y los principios de sus propios estatutos; la segunda es que no podemos de ninguna manera aceptar que el ente rector en materia de empleo no sean las mismas universidades que tienen la experiencia y la potestad de elegir los mejores perfiles, de generar las mejores capacitaciones y de seleccionar a las mejores personas funcionarias para las universidades”, dijo el funcionario.

Según Conare, el artículo 84 de la Constitución Política otorga a las universidades públicas independencia en el desempeño de sus funciones y plena capacidad jurídica. Además, les garantiza el derecho a organizarse, administrarse y regularse a sí mismas, sin interferencias de grupos o sectores externos políticos y económicos. 

Complementariamente, asegura, la Sala Constitucional se ha manifestado sobre los alcances de la autonomía universitaria.  La sentencia de la Sala Constitucional No. 1993-01313, del 26 de marzo de 1993, señaló que “las Universidades del Estado están dotadas de independencia para el desempeño de sus funciones y de plena capacidad jurídica para adquirir derechos y contraer obligaciones, así como para darse su organización y gobierno propios. Esa autonomía, que ha sido clasificada como especial, es completa y por esto, distinta de la del resto de los entes descentralizados en nuestro ordenamiento jurídico”. 

Publicidad Maleteros del Oro - Premio Pio Víquez 2020

La Sala en el Voto 1313-93, indicó que, dicha autonomía especial “…significa, para empezar con una parte de sus aspectos más importantes, que aquéllas están fuera de la dirección del Poder Ejecutivo y de su jerarquía, que cuentan con todas las facultades y poderes administrativos necesarios para llevar adelante el fin especial que legítimamente se les ha encomendado; que pueden auto determinarse, en el sentido de que están posibilitadas para establecer sus planes, programas, presupuestos, organización interna y estructurar su gobierno propio.

“Tienen poder reglamentario (autónomo y de ejecución); pueden autoestructurarse, repartir sus competencias dentro del ámbito interno del ente, desconcentrarse en lo jurídicamente posible y lícito, regular el servicio que prestan, y decidir libremente sobre su personal. (…) Son estas las modalidades administrativas, política, organizativa y financiera de la autonomía que corresponde a las universidades públicas”. 

Los rectores propusieron la creación de un régimen especial de empleo público para los trabajadores de las universidad estatales, en vez de que se les incluya en la ley.

La propuesta contaría con sus propios procesos de remuneraciones, reclutamiento, selección, nombramiento, administración, méritos, evaluación y sanciones. Pero la iniciativa estaría lista hasta en un año.

El presidente Carlos Alvarado manifestó días atrás, estar a favor de que se incluya a las universidades públicas en la reforma al empleo público.

Según una publicación del diario La Nación, 1.330 funcionarios de las universidades ganan más de ¢3 millones, 2.457 empleados entre ¢2 y ¢3 millones y 6.176 entre ¢1 y ¢2 millones.

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá

www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/