Reducción de costos y menor contaminación las ventajas de los autobuses eléctricos, pero sus baterías el talón de Aquiles

Con la puesta en marcha de dos autobuses eléctricos este 23 de febrero en Desamparados, Costa Rica da el banderazo de salida a un plan piloto que a futuro pretende consolidarse en un sistema de transporte público de pasajeros dependiente de la energía eléctrica y no de la combustión de hidrocarburos. 

El plan comienza con la puesta en operación de dos unidades donadas por el gobierno de Alemania mediante GIZ (Cooperación Alemana), los cuales se integrarán a la flotilla de tres rutas urbanas durante un año. 

Esas tres rutas son: San Rafael de Desamparados-San José, que la opera Auto Transportes Desamparados, La Unión-San José, administrada por Transplusa y Alajuela-San José, a cargo de la empresa Tuasa.

La primera ruta que utiliza desde este martes los dos buses es la de San Rafael Arriba de Desamparados. Cuatro meses después las unidades pasarán a La Unión y, finalmente, por un igual periodo operarán en Alajuela.

¨Dos buses van a entrar en ruta de transporte público, en esas tres rutas que se seleccionaron hace ya varios meses y el tercer bus estará para probarlo en otras rutas tal vez, un poco más exigentes para ver cómo se comporta la tecnología ahí, por ejemplo en cuestas muy pronunciadas y para tener un respaldo por si algo pasa¨, comenta Clauss Kruse, Directo de GIZ Costa Rica.

Publicidad Maleteros del Oro - Premio Pio Víquez 2020

El plan piloto de electrificación de buses eléctricos pretende generar datos a las entidades que forman parte del proyecto y a los autobuseros para definir su viabilidad así como las tarifas, entre otros aspectos.

¿Pero cuáles son las ventajas y desventajas de este sistema de transporte?

Costa Rica Noticias consultó a especialistas en el tema para intentar responder estas preguntas.

Primero, explicaremos cómo funciona un bus eléctrico.  Para ello, acudimos al área de Movilidad Eléctrica del Instituto Costarricense de Electricidad, que tuvo a cargo las pruebas de las unidades y al laboratorio de vehículos eléctricos del Tecnológico de Costa Rica.

Esta nueva tecnología utiliza electricidad para desplazarse, a diferencia de los que actualmente operan, que lo hacen con combustibles fósiles, específicamente diésel.

El bus eléctrico se compone básicamente de una batería que almacena la energía la cual se traslada a dos motores eléctricos una vez que se enciende con un botón.

Los motores eléctricos transforman la energía eléctrica en energía electromecánica que da el impulso para que el bus se mueva. Tiene un funcionamiento similar al de un carro a control remoto.

¨El bus se inicia y conforma vaya acelerando o empiece a tener consumos por ejemplo del aire acondicionado, es donde se empieza a extraer la energía almacenada en las baterías hacia los motores¨ explica Roberto Quirós, Coordinador Movilidad Eléctrica ICE.

Las Ventajas

Una de las más importantes es que prácticamente no contamina, esto porque solo emite 49 gCO2/km recorrido, mientras que un bus de diésel emite 1225gCO2/km.

Para cargar la batería de una unidad de estas se requiere entre 280-300 kWh (carga de 6-7 horas), con lo que recorrerá entre 200 y 250 km diarios.

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos ARESEP, estableció una tarifa de carga en plantel para estos buses de ₡57,08 el kWh, costo que no contempla algún impuesto como el que pagamos por el consumo en el hogar.

Por lo que, cargar la unidad costaría por día ₡17.124, mientras que llenar 60 litros de un tanque de diésel de un autobús convencional rondaría los ₡30.180.

También representa un bajo costo de mantenimiento, al no requerir invertir en repuestos como filtros, inyectores porque no forman parte del motor.

Las ¨Desventajas¨

El talón de Aquiles de esta nueva tecnología parecen ser las baterías, específicamente su vida útil, reutilización y componentes.

Su vida útil es de 10 años, están compuestas por varios minerales como cobalto, magnesio y litio, altamente contaminantes y escasos.

El litio, por ejemplo, es muy escaso en el planeta.  El 85% de las reservas mundiales de este elemento químico están en Argentina, Bolivia, Chile y Perú.

La Cooperación Alemana (GIZ), plantea que una vez que se agote la vida útil de la batería, se utilicen para el almacenaje de energía en casas, por ejemplo, pero esto hasta el momento es solo una propuesta.

¨Todavía no está regulado en Costa Rica pero la idea es que el propietario lo venda o la empresa pueda vender la batería a una institución privada o persona privada para que esa persona lo pueda usar en el hogar o en su empresa¨, explicó Andrea Denzinger, la asesora técnica de GIZ Costa Rica.

El costo de adquirir la unidad también podría llamarse una desventaja al menos al inicio.

Esto porque los buses eléctricos rondan entre los $140.000 y $200.000 la unidad. Es decir, entre los ₡85 millones y los ₡122 millones

Uno de diésel cuesta entre $130.000 y $140.000, es decir entre los ₡79 y ₡85 millones.

¨Entendemos que el autobús es más caro, definitivamente, es una tecnología de punta siempre va a tener un costo más elevado pero lo que queremos ver es si se minimiza el tema del mantenimiento debido a que el vehículo no utiliza fluidos como aceite o combustible como tal¨ comentó Orlando Ramírez, Presidente de Transportes Públicos la Unión (Transplusa).

De acuerdo con el Plan Nacional de Descarbonización, al 2050 el 85% de la flota de transporte público será cero emisiones.

No obstante, por el momento es difícil estimar cuán cerca o lejos está el país de lograr este objetivo, considerando que a la fecha circulan casi 5.000  autobuses a base de combustibles fósiles.

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá