Zonas rurales recibirán apoyo económico con nuevo proyecto de la Asociación Costa Rica por Siempre

Se invertirá 2 millones de dólares en la recuperación de 30 comunidades aledañas a las áreas silvestres protegidas del país.

Los efectos de la pandemia por la COVID-19 han afectado particularmente a poblaciones rurales y costeras del país. Datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) revelaron en febrero del 2021 una tasa de desempleo de 17,4% en zonas rurales: un aumento de 5,7 puntos porcentuales con respecto al mismo periodo trimestral del año pasado.

En otras palabras, una de cada cuatro personas de la fuerza laboral en zonas rurales se encontraba desempleada.

Ante esta situación la Asociación Costa Rica por Siempre creó el proyecto Gente, una iniciativa de tres años que invertirá 2 millones de dólares en la recuperación de 30 comunidades aledañas a las áreas silvestres protegidas del país.

“Hay una urgencia para implementar soluciones inmediatas de impacto a largo plazo para revitalizar las economías de las comunidades rurales, y los servicios ecosistémicos proveen oportunidades invaluables para apoyar los medios de vida, desde las economías verde y azul”, explicó la directora ejecutiva de la Asociación Costa Rica por Siempre, Zdenka Piskulich.

Esta iniciativa acompañará a estas 30 comunidades en el desarrollo de sus habilidades para la transformación tecnológica. Así mismo, 15 emprendimientos recibirán las herramientas necesarias para adoptar modelos de negocio más sostenibles y económicamente rentables. Y se les proveerá del soporte técnico necesario por dos años para facilitar su permanencia.

Publicidad Maleteros del Oro - Premio Pio Víquez 2020

El proyecto Gente es financiado gracias al aporte de la Fundación Gordon and Betty Moore, y estará activo hasta el 2023.

Bioeconomía contra efectos de la pandemia

 Al declararse la emergencia sanitaria en marzo del 2020, la Asociación Costa Rica por Siempre tomó acción para atender los impactos de la pandemia en áreas silvestres protegidas y comunidades rurales y costeras.

Por ejemplo, junto con la Cámara de Pescadores de Guanacaste y el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA), se impulsó la campaña Pesca ConCiencia, que permitió sostener la venta de los productos de las personas agremiadas a la Cámara, a la vez que propuso un sistema de monitoreo para generar datos que hoy ayudan a la conservación de los recursos marinos.

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe tu nombre aquí