Tres ticas destacan en la élite de las ciencias y las tecnologías; matrícula femenina en dichas áreas es baja según ONU

Tres mujeres costarricenses destacan hoy en lo más alto de la ciencia y la tecnología.

Una de ellas investiga y asesora al país sobre la pandemia de la covid-19, otra estudia las complejidades del planeta tierra desde la NASA y la tercera, crea los materiales para construir paneles solares en Holanda.

A raíz de la reciente celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, Costa Rica Noticias habló con estas sobresalientes mujeres quienes hoy forman parte de un conglomerado de élite en las llamadas carreras STEM; un terreno particularmente dominado por los hombres.

Se trata de la microbióloga y viróloga, Eugenia Corrales Aguilar, la ingeniera Sandra Cauffman y la Física Mónica Morales Masis. Tres ticas que actualmente son una referencia mundial en campos mayoritariamente dominados por los hombres como son el científico y el tecnológico.

Corrales es especialista en virus, obtuvo un doctorado en Alemania y un post doctorado en España, ambos con honores. Actualmente, es profesora de post grado en la facultad de Microbiología en la Universidad de Costa Rica (UCR).

Publicidad Maleteros del Oro - Premio Pio Víquez 2020

La viróloga se ha convertido en nuestro país en una de las voces de mayor credibilidad y de conocimiento del virus SARS-Cov2 que provoca la covid-19.

En la actualidad, Corrales estudia e informa sobre el coronavirus, apoya en la pandemia como consejera científica y trabaja en los proyectos propios de investigación sobre covid-19 en la UCR.

“A mí me apasionan mucho los virus y ahora en la pandemia me ha tocado mucho por ser viróloga, pero realmente a mi lo que más me llena desde el punto de vista profesional y personal es cuando una toma a un estudiante y una lo ve desarrollarse desde cuando trabaja con una hasta lograr ese pensamiento crítico que se necesita tanto con el método científico”, expresa la Premio Nacional de Ciencia y Tecnología Clodomiro Picado Twight (2014),

La microbióloga y viróloga Eugenia Corrales

Por su parte, Mónica Morales Masis tiene un doctorado en Física en Holanda, es profesora universitaria en la ciudad de Twente en ese país, y tiene a cargo su propio grupo de investigación en un laboratorio donde se elaboran los materiales para la creación de celdas solares, que componen los paneles solares.

“Una como científico ve las estrellas y se pone a pensar de qué están hechas, por qué están ahí, se están moviendo, hay otros planetas o no, hay agua u otros elementos químicos. Es pensar un poco más allá de lo que vemos”, apunta la Física.

Mónica Morales (izquierda) tiene a cargo en Holanda un grupo de investigación para construir celdas solares

Sandra Cauffman, es otra de las costarricenses que comparte ese podio de mujeres destacadas desde hace bastante rato.

Ella es física e ingeniera eléctrica y actualmente es directora de la División de Ciencias de la Tierra de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA).

En febrero de este 2021 cumplió 30 años de trabajar para la NASA.

“La ciencia, la ingeniería, nos ayudan a ver más allá de nuestras narices, nos ayuda a ver como este mundo funciona, nos ayuda a desarrollar una vida mejor para todo”, asegura la miembro de la NASA.

Sandra Cauffman cumplió 30 años de trabajar para la NASA

El pasado 11 de febrero se conmemoró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, promulgado por las Naciones Unidas (ONU) que busca promover el acceso y  la igualdad de género en las mujeres que deseen estudiar una de las carreras STEM (siglas en inglés), es decir, en la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Aunque estas tres científicas coinciden en que actualmente las mujeres y los hombres tienen las mismas posibilidades a la hora de ingresar a una esas carreras universitarias, sí creen que debe haber mayor visibilización de las feminas en dichas áreas y labores.

Lo anterior principalmente para que exista un efecto multiplicador en las niñas.

“Cuando yo empecé, en el proyecto donde yo empecé a trabajar en la NASA, yo era la única mujer, hoy día hay muchas más mujeres, pero ha sido porque hemos tratado de ser más visibles, de enseñar y e ir a las escuelas, de ir a demostrarle a esas niñitas que sí hay mujeres científicas, que si hay mujeres ingenieras, que si hay mujeres astronautas” señala Cauffman.

“Los ejemplos y la fama que tienen las ciencias también. Si una le pregunta a los niños en las escuelas que si les gusta la matemáticas, creen que es lo más difícil y entonces crecen pensando que es lo más difícil, en vez de pensar que es igual que otras carreras o que otras materias, pero ya viene la idea ahí atrás que es muy difícil y creo que eso es cultural”, apunta Mónica Morales.

Sin embargo, para la viróloga Eugenia Corrales, a la hora de obtener puestos de jefaturas o direcciones, los roles de las mujeres terminan impidiendo que asuman esas posiciones.

“Estos puestos más elevados, con más dedicación pues requieren mayor tiempo y sacrificio desde el punto de vista de la vida personal, entonces la mujer entra en una decisión muy dura de tengo esta posición alta y me esfuerzo, pero lo quito tiempo que puedo dedicarle a mi familia. Creo que ahí es donde hay que hacer cambios en políticas y en apoyo”, añade Corrales.

Según la Organización de las Naciones Unidas, en la actualidad, menos del 30 por ciento de los investigadores en todo el mundo son mujeres.

Además, la matrícula de estudiantes femeninas es particularmente baja en el campo de la tecnología de la información y las comunicaciones, con un tres por ciento; ciencias naturales, matemáticas y estadísticas, con un cinco por ciento, y en ingeniería, manufactura y construcción, con un ocho por ciento.

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá