El Porto derrotó 2-1 a la Juventus de Turín en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, este miércoles en el estadio Do Dragao, un resultado que obliga a la ‘Vecchia Signora’ a ganar en la vuelta para evitar un nuevo descalabro en la máxima competición europea.

El campeón de los nueve últimos ‘Scudetti’, que en las tres últimas ediciones de la Champions no ha pasado de cuartos de final, encajó sendos goles en los primeros compases de cada mitad del partido, obra del iraní Mehdi Taremi (2) y del maliense Moussa Marega (46). Federico Chiesa, en el 82, devolvió las esperanzas para la vuelta en Turín.

La Juve apenas pudo hacer frente a un Porto eficaz, paciente y bien organizado, pero ese gol postrero fuera de casa puede tener un peso vital de cara a la vuelta el 9 de marzo.

Antes del partido, el técnico ‘Bianconeri’ Andrea Pirlo había comparado al Oporto con el Atlético de Madrid, rival de los italianos en octavos en 2019. El partido le dio la razón, con sus jugadores incapaces de superar el entramado defensivo luso.

Inclusive, llamó la atención la desconcentración con la que saltaron los jugadores de la Juventus al campo en ambos tiempos, lo cual se evidenció con el gol a los  63 segundos de partido, en una cesión comprometida del uruguayo Rodrigo Bentancur a su arquero Wojciech Szczęsny, que se convirtió en el segundo gol más rápido de la historia de la Champions en partido de eliminación directa, y también con la anotación los 21 segundos del segundo tiempo. 

Más aún, sorprende la desaparición en la cancha de la estrella Cristiano Ronaldo. 

En el otro partido del día, el Borussia Dortmund dio un paso hacia los cuartos de final de la Champions tras imponerse 3-2 en el campo del Sevilla, con doblete de Erling Haaland.

El Sevilla se adelantó en el marcador con un tanto de Suso (4), pero el jugador de origen sirio Mahmoud Daoud equilibró al 19. No obstante,  Haaland culminó la remontada (27, 43) y el holandés Luuke de Jong puso el 3-2 (84), que pone en ventaja a los alemanes para la vuelta.

Haaland, que acumula ocho tantos en la Liga de Campeones, fue una pesadilla para el Sevilla, al que el gol de De Jong permite mantener algo la esperanza.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA