Escuela unidocente en Orosi regresa a clases presenciales entre aires de normalidad

El director de la escuela Alto de Araya, Rodolfo Fernández, se mostró satisfecho por el éxito de la convocatoria de vuelta al aula de sus alumnos. Todos optaron por volver a la presencialidad. Foto: Andrea González.

Ubicada en la parte alta de una colina donde los primeros en anunciar el nuevo día son los cantos de los gallos se ubica la escuela de Alto de Araya en Orosi de Cartago.

Este centro educativo a donde no se llega sin redoblar esfuerzos, debido al estado de la calle y su difícil acceso, abrió sus puertas para el regreso a las clases presenciales al igual que la mayoría de centros educativos del país.

La de Alto de Araya es una escuela unidocente y multigrado. Recibe a 12 estudiantes entre alumnos de: sexto, quinto, cuarto, segundo y primero.

A las 6:45 se abrieron los portones para los grupos de sexto, quinto y tercero, que en total eran 7 niños. Los restantes vendrán mañana martes y continuarán asistiendo de día de por medio para lo que resta del año.

En la escuela Alto de Araya en Orosi los padres de familia están contentos por el regreso de las clases presenciales. Foto. Andrea González.

La primera en llegar este lunes fue Diana Granados quien va para sexto y vive en Palomo, como a dos kilómetros del centro educativo.

“Estoy muy emocionada de volver a clases. Voy para sexto, solo somos dos compañeros, pero ahí jugamos”, comentó la estudiante de 11 años.

Para la escuela dirigida por Rodolfo Fernández, la convocatoria fue exitosa. El 100% de los alumnos llegaron gracias a que los padres de familia de esta comunidad ven con buenos ojos el retorno a clases presenciales

“Ellos aprenden mejor aquí y uno se preocupa menos. En la casa es muy complicado”, comentó Milena Chávez, madre de familia.

Lucrecia Coto, otra mamá, también se refirió de forma positiva al regreso presencial de las clases.

“Ellos aprenden más aquí que en la casa y son pocos alumnos. Además, mientras se cumplan todos los protocolos no hay problema”, dijo la mamá luego de despedirse de su hijo esta mañana.

El ingreso al recinto fue ordenado. Cada niño sabía dónde lavarse las manos, traía su mascarilla y su alcohol en gel.

“El trae sus toallas húmedas, alcohol en gel y las mascarillas. Él sabe que no se la tiene que quitar –solo para comer –y que tiene que mantener la distancia”, comentó Lucrecia Coto en referencia a su hijo.

La primera lección se inició con las instrucciones del maestro recordando que no pueden compartir comida o quitarse las mascarillas y, aunque tímidos, cada uno fue diciendo lo feliz que estaba por regresar a clases presenciales.

El nivel de transición también entró este lunes 8 de febrero. Se trata de dos pequeñitos de cinco años.

Su clase empezó con un saludo en inglés, una oración, y explicando la dinámica de cómo este año van a usar los juguetes.

Los estudiantes tuvieron un breve receso. Al volver al aula todos volvieron a pasar por el lavado de manos.

Poco después de las 10 a.m. se terminó la jordana y emprendieron el regreso a casa. El primer día de la nueva rutina de clases en pandemia, quedó superado.  

Publicidad Currículo Electoral - Conozca los candidatos a la Presidencia de Costa Rica
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/