El 2020 impactó significativamente el sistema educativo. Poco más de 18.000 estudiantes dejaron las aulas a  consecuencia de la crisis generada por la pandemia. En su mayoría se trata de jóvenes adultos quienes además son padres de familia y tuvieron que priorizar la educación de sus hijos por encima de la suya.

Esta situación rebasó incluso los esfuerzos del Ministerio de Educación Pública (MEP) para que ningún estudiante perdiera el curso lectivo. 

Pero las cifras pudieron ser peores. Para el mes de julio de ese año cuando se realizó el primer censo, el MEP había reportado 90.000 estudiantes desvinculados con el estudio, es decir, que para ese momento no tenían contacto con los centros educativos.

LEA: Uniformes están en la lista de útiles, pero al inicio del curso no se exigirá llevarlo completo

“Los datos de exclusión se determinan a partir del censo de medio periodo. Este nos había dado un primer corte que fueron estos (90.000) desvinculados (no excluidos), eso quiere decir que no se habían podido ubicar. Hicimos un trabajo de permanencia y protocolos de atención temprana para la parte de permanencia y en el último censo, que es el que determina el dato de exclusión final, no hablamos de deserción, del sistema educativo ya teníamos un porcentaje no tan alto”, explicó la viceministra académica Melania Brenes.

Los 18.000 estudiantes que dejaron sus estudios son en su mayoría jóvenes y adultos que asisten a colegios nocturnos, aldeas y entidades de educación abierta. 

“Consideramos que este elemento lo debemos de analizar a fondo, porque esto quiere decir que los efectos del impacto de la pandemia se enfocó en una población que probablemente tuvo que priorizar en el acompañamiento educativo de sus hijos frente a su propio proceso educativo que estaba empezando en ese momento”, aclaró Brenes.

LEA: 99.000 estudiantes deberán llevar clases de nivelación para pasar al siguiente nivel

La Viceministra aseguró que el MEP ya cuenta con un plan de atención para estas poblaciones vulnerables vinculadas a este hallazgo, que buscan ofrecer oportunidades de estudio según las condiciones. 

En números. En el 2020 se reincorporaron 6.850 personas en los programas de Educación Abierta. Pese a ello, ese mismo año salieron del sistema en diversas modalidades un total de 18.384. 

Esta cifra aparece a pesar de toda la ayuda brindada por el MEP para que prácticamente ningún estudiante perdiera el curso lectivo en el 2020, al mudar sus evaluaciones a una metodología más cualitativa y menos sumativa. 

Según el MEP, un estudiante excluido es aquel que no tiene vinculación con el centro educativo ni con sus docentes, y que no se logra vincular nuevamente. 

LEA: Escuelas y colegios no cerrarán si surgiera un caso positivo de covid-19 durante las clases presenciales

Al cierre del 2020 otros 330.000 estudiantes se encontraban en condiciones difíciles de acceso a los centros educativos por no contar con dispositivos tecnológicos o servicios de internet, convirtiéndose en casos de alto riesgo de exclusión para el 2021 de continuar la virtualidad

Publicidad Currículo Electoral - Conozca los candidatos a la Presidencia de Costa Rica
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/