Una foto subida por la esposa de Bryan Ruiz en la red social Instagram, le permitió a la Unión Nacional de Clubes de Fútbol, Unafut, determinar que el capitán de Alajuelense y el volante de Saprissa, Christian Bolaños, rompieron su burbuja familiar y laboral. Razón por la cual les impidieron entrenar con sus equipos y jugar hasta no presentar una prueba de Covid19 con resultado negativo.

El morado no pudo estar en el juego de Saprissa ante Guadalupe, mientras que el manudo ya presentó el resultado negativo y estará este miércoles ante Santos.

La revisión de las redes sociales y de los medios de comunicación son el único procedimiento con que cuenta la Unafut para descubrir a los futbolistas que se saltan el protocolo de Covid-19.

Los casos de Ruiz y Bolaños no son los primeros. En el certamen anterior se dieron varios, como los de los morados Johan Venegas y Frank Zamora; el primero fue amonestado por la Unafut tras subir una foto en la que celebraba su cumpleaños con personas que no son parte de su burbuja. Mientras tanto, Zamora fue visto en un video en redes sociales, compartiendo con varias personas en una fiesta. En este último caso, los morados fueron quienes castigaron al delantero.

En este torneo tres jugadores de Limón tuvieron que someterse a la prueba luego de que su ex técnico, Luis Fernando Fallas, dijera en medios de comunicación que Esteban Alvarado, Johnny Gordon y Roy Smith, estuvieron en una fiesta con el presidente del club, Celso Gamboa.

“En algunos casos nos hemos enterado, incluso nos llegan denuncias por redes sociales, del caso. El jugador debe cuidarse mucho, el jugador debe entender que es una figura pública y que los aficionados, si no los del propio público, los aficionados de los clubes adversarios, van a estar pendientes del comportamiento que tenga este jugador y posiblemente incluso hasta vayan a denunciar en caso de que se den cuenta de esta situación”, aseguró el presidente de la Unafut, Julián Solano.

Los clubes le dieron a la Unafut la potestad de tomar este tipo de decisiones, es por eso que, ninguno de los presidentes de los equipos se ha opuesto a la medida, conscientes de la gravedad de la situación.

“Yo creo que lo han tomado con la seriedad que merece, no hemos tenido ninguna crítica porque ellos saben que es para proteger el campeonato, y ya ellos estaban advertidos, todos los presidentes, y nosotros lo hacemos para todos los equipos, en esto somos equitativos para todos”, agregó Solano.

La Unafut busca que en este certamen tenga pocas suspensiones de partidos por culpa del Covid-19. En el Apertura 2020 fue la tónica tras reportarse más de 60 casos en jugadores. Para este Clausura, tras realizar pruebas a todos los jugadores y miembros de los cuerpos técnicos, 12 jugadores de 7 equipos dieron positivo.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA