Sala Garbo luce nueva fachada gracias al trabajo de un grupo de artistas

Foto: Rita Valverde.

Un proyecto de restauración en el que participaron varios artistas le dibujó una nueva fachada a la icónica Sala Garbo ubicada en el centro capitalino.

La idea fue llevada a cabo por un grupo de artistas, amantes de la cultura, la Productora Caravana y la administradora de la Sala Garbo, Isabella Mesalles.

La restauración del edificio tomó cinco meses y entre las labores realizadas destaca el lijado y raspado de paredes, limpieza de la fachada, reciclaje de los desechos, renovación del rótulo principal, rediseño de los elementos gráficos y pintura. 

Uno de los elementos más destacables del  proyecto fue la creación de un gran mural en la parte externa de la Sala, obra del pintor y muralista costarricense, Pablo Vargas, e inspirado en Nicolás Baker, uno de los fundadores del espacio. 

Vargas aplicó la técnica acrílica para el mural en el cual utilizó más de 16 tonos distintos.

Publicidad Maleteros del Oro - Premio Pio Víquez 2020

Pero para llevar a cabo este proyecto, se requirió el esfuerzo de un equipo de artistas en su gran mayoría músicos, fotógrafos, productores audiovisuales y periodistas quienes trabajaron voluntariamente.

“Durante la pandemia todos los artistas se han quedado con ganas de producir o crear y en momentos tan grises como los que hemos tenido que vivir, entendimos que espacios culturas tan importantes como la Sala Garbo, merecían darle color y darle color a esta pandemia”, indicó Antonio Rodríguez, productor de Caravana.

La administradora de la Sala Garbo, Isabella Mesalles, indicó que se llevó una gran sorpresa al ver la cantidad de gente que se apuntó a colaborar y el empeño que pusieron en el trabajo.

“Nosotros nos vimos muy afectados por la pandemia porque no sabíamos cuándo íbamos a poder abrir, tampoco dejar que el edificio se quedara así por tanto tiempo. El proyecto llegó en un momento muy oportuno, nos dimos esta oportunidad de pintar porque si hubiéramos estado abiertos hubiera sido un poco más complejo lograr pintar el mural”, dijo Mesalles.

Debido a las medidas y restricciones de la pandemia, la Sala Garbo tuvo que cerrar sus puertas al público desde inicios del año anterior; sin embargo, esperan abrir las puertas lo más pronto una vez tengan el aval de las autoridades.

A lo interno de la Sala fue pintada esta imagen de la actriz Greta Garbo.

Sala icónica

La Sala Garbo ha sido una icónica cuna del cine para Costa Rica. Se inauguró el 7 de mayo de 1977, de la mano de Istmo Film, la primera y una de las más importantes productoras centroamericanas, con el objetivo de impactar y revolucionar el cine en la región. 

Entre las personalidades que se unieron para crear este espacio destacaron: Samuel Rovinski (escritor costarricense) Antonio Iglesias (cineasta), Oscar Castillo, Carmen Naranjo (escritora) el nicaragüense Sergio Ramírez y Nicholas Baker (británico). 

Aunque en esta Sala se proyecta en su mayoría cine extranjero, la cinematografía costarricense tampoco se deja de lado. 

En esta Sala grandes estrellas del mundo del filme han visitado  inaugurado sus obras en este espacio provenientes de Cuba, España, Rusia, México, Estados Unidos, Chile, Alemania, Reino Unido, entre muchos otros.

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá