Juntas de Educación dicen no tener recursos para cumplir con medidas sanitarias ante el inicio de clases

Foto: Archivo.

A un mes de que inicien las clases presenciales para el periodo lectivo 2021 los centros educativos lucen vacíos y sin modificaciones para recibir a los miles de estudiantes que regresan a las aulas este nuevo periodo lectivo.

La razón: las juntas de Educación aún no tienen claro cuál es el plan a seguir y tampoco saben cómo financiarán  la compra de implementos de limpieza con un presupuesto ya reducido.

Este es el caso del Liceo Brenes Mesén, ubicado en Hatillo, el cual en periodo lectivo regular recibe a cerca de mil estudiantes.

Berny Brenes, miembro de la Junta de Educación, explicó que son estos órganos los que tienen que solventar los requerimientos para el ingreso a clases como la compra del alcohol en gel, las pilas adicionales para el lavado de manos y los elementos necesarios para asegurar el distanciamiento entre los estudiantes. 

Pese a ello, a menos de un mes de ingresar a clases no cuentan con una orden clara de cómo funcionarán las cosas y tampoco tienen claro el panorama de adónde tomarán los recursos para hacer frente a las compras, ya que para este año vieron reducidos los recursos provenientes del Ministerio de Educación Pública. 

“El presupuesto lo vienen recortando el MEP. Según ellos la Asamblea Legislativa les recortó el presupuesto. Entonces lo más fácil fue ver como quitarle el presupuesto a las juntas administrativas para hacer ellos lo que tengan que hacer, principalmente lo que ellos conciernen dentro del Ministerio de Educación Pública”, comentó Brenes.

El representante de esta Junta afirmó que en el caso de este colegio el Ministerio les recortó cerca de ₵20 millones mensuales para la administración del inmueble de cerca de 1.200 metros cuadrados. 

“Y al recortarnos presupuesto tenemos que ir viendo más o menos cómo vamos a hacer para el 2021. Todavía no lo tenemos claro porque no nos han mandado un protocolo del Ministerio de Educación Pública”,  añadió Brenes.

Esta Junta de Educación afirma que invirtió cerca de ₵1 millón en la compra de los primeras pilas utilizadas para la entrega de los paquetes de comida y desconoce cuánta será la inversión que deberán de realizar para el inicio a clases, donde se les pide un mínimo de un lavadero por pasillo. 

Una situación similar experimentan los encargados de la junta de educación de la Escuela Las Brisas, en la Uruca, donde afirman que el presupuesto que reciben cubre apenas los gastos fijos de la institución. 

“El Ministerio de Educación dice que las juntas debemos adquirir un montón de cosas para el regreso a clases como lavatorios, artículos de limpieza e higiene, alcohol y lo necesario para separar los pupitres en las aulas;  pero lo que no indican es cómo vamos a hacer las juntas para hacer frente a esos gastos, ya que desde el año pasado nos recortaron los presupuestos a las Juntas de Educación y Administrativas”, comentó  Carlos Chacón miembro de la junta de Educación de la Escuala Las Brisas.

Chacón afirmó que hay instituciones que a partir del mes de agosto del 2020 empezaron a recibir ₵500 mil o ₵350 mil de presupuesto, recursos que asegura son limitados para hacerle frente a los gastos fijos de la institución, como agua, luz, teléfono, guardas, entre otros.

Una reducción de ₵190 mil millones del presupuesto ordinario del 2021 del Ministerio de Educación Pública (MEP) significó una restricción de más de ¢6 mil millones en los recursos a transferir a las juntas de educación y administrativas, que confirmó previamente el MEP impactará directamente a los 4.500 centros educativos en los pagos de servicios básicos como el agua, la  luz, el mantenimiento, las chapias, entre otros.

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá

1 Comentario

Comments are closed.