La tarde de este domingo, las autoridades de la Caja Costarricense de Seguro Social convocaron a conferencia de prensa para informar sobre la situación de las camas en las unidades de cuidados intensivos.

Mario Ruiz, Gerente Médico de la CCSS dijo que llegamos al momento que esperábamos no llegar, precisamente anoche sábado a las 6.30pm había 4 pacientes críticos que no tenían donde ser ubicados porque todas las camas críticas estaban ocupadas.

“Estamos frente a un panorama crítico, esto significa que va a aumentar la mortalidad de pacientes que requieran cuidados mas específicos y no los van a tener por la falta de camas con cuidados en esta área” señaló Ruiz.

En las Unidades de Cuidados Intensivos hay dos tipos de camas, las de pacientes que requieren cuidados severos y los que requieren cuidados críticos. En el caso de los críticos requieren en su mayoría un respirador artificial y ayuda muy especializada para que los órganos o sistemas del organismo no colapsen.

Según el Dr. Mario Ruiz, gerente Médico de la CCSS, en este momento todo el sistema de salud de la Caja tiene habilitadas 349 camas en Cuidados Intensivos, de estas 116 son para cuidados críticos y para este momento hay 99 ocupadas y 9 que no se pueden usar porque se encuentran bloqueadas (contaminadas con alguna bacteria o microorganismo). Tomando en cuenta estas cifras, solo quedan disponibles 5 camas críticas para adultos y 3 para niños.

Para este domingo en horas de la tarde, las 5 camas críticas disponibles están de la siguiente forma: 2 de ellas en el Hospital de Pérez Zeledón, 1 en el San Juan de Dios y 2 para el CEACO.

En el caso de camas de cuidado severo hay 233 y solo 66 disponibles, según las estimaciones de las autoridades médicas, se están haciendo en promedio 20 traslados diarios.

Según indicaron los médicos, al inicio de la pandemia las camas de UCI para condición severa eran mas abundantes que las críticas, pero actualmente los pacientes están ingresando de forma directa en estado crítico.

“En una UCI crítica no es posible recibir a un paciente de severos y hemos tenido que buscar en otros hospitales y se ha tenido que evaluar de forma muy especial para determinar si son candidatos o no para pasar a otros hospitales”

Las autoridades hablan de un problema de saturación en este momento, pero aseguran que, si el país continúa bajo el mismo panorama, podría presentarse un colapso de las unidades de cuidados intensivos en pocas semanas.

El Dr. Marco Boza, intensivista- internista de la CCSS, aseguró que el Covid-19 se manifiesta en diferentes formas y no necesariamente solo en problemas respiratorios, por esta razón hay pacientes que llegan a cuidados críticos con enfermedades del cerebro, corazón, metabólicos y otros.

“Es muy doloroso decir que ya llegamos a una capacidad básica, es la primera vez que tenemos pacientes en fila para colocarlos en camas críticas, las camas criticas requieren atención muy personalizada, aseguró Boza.

Según el especialista, hace algunas semanas los pacientes llegaban a cuidados moderados y si empeoraban los trasladaban a críticos, pero ahora ingresan muy deteriorados y requieren de primer ingreso la cama de cuidados críticos.

En cifras porcentuales, la ocupación de camas críticas para adultos es de un 97% y las pediátricas un 40% y según explicó Boza, la UCI exige vigilancia rigurosa del paciente 24 horas, y no todos los pacientes ingresan con el mismo grado de gravedad, algunos entran sin funcionamiento en alguno de sus sistemas, y en el área de cuidado crítico se requiere como mínimo una enfermera por paciente, pero dependiendo de la gravedad, puede requerir dos o tres personas para su cuido.

Según los expertos, el 5% de los pacientes diagnosticados con Covid-19 requieren internarse, 4 quintas partes en salones de otro nivel y una quinta parte de cuidados críticos

Daniel Salas, ministro de Salud lamentó que muchos ciudadanos estén abarrotando los centros de compras y lugares públicos, “hacer fila en una tienda es opcional, pero hacer fila en una UCI no es opcional” dijo Salas.

Salas dijo que organizando cenas con personas ajenas a nuestra burbuja es como sí nosotros queremos obligar al virus a que se comporte diferente y llegar a la normalidad.

“Podemos hacer el esfuerzo como país y hacer que la curva de hospitalización se detenga” dijo Boza.

El llamado de las autoridades también es sobre el cuidado en otras áreas ajenas al Covid-19, ya que en este momento la ocupación no Covid es de un 70% debido al incremento de accidentes de tránsito y agresiones con armas.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA