Las fuertes lluvias del invierno y los largos veranos han sido, por décadas, un verdadero martirio para los vecinos de Nosara y los visitantes, debido a las pésimas condiciones de la carretera.

Llegar hasta estas comunidades guanacastecas de paradiasiacas playas era sinónimo de paciencia y frustración, por el mal estado de los 10 kilómetros que comunican Playa Garza con Nosara. En invierno muchos carros quedaban atascados en el barro, mientras en el verano el polvo bañaba autos, viviendas y negocios.

Este 2020 el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) por fin intervino la vía que también permite llegar hasta Guiones y playa Pelada, todos poblados que dependen principalmente del turismo. 

Ruta guanacasteca fue asfaltada luego de décadas de polvo y barro. Foto: MOPT.

Así, este será el primer verano en que tanto vecinos como visitantes podrán desplazarse por esta zona turística sin sufrir por el polvo que levantan los autos.

Estas obras en esta ruta también representan mayor comodidad, menores tiempos de desplazamiento y mejoras en la salud de quienes viven a orillas de la vía o la transitan con frecuencia.

Se estima que en el mes de enero del 2021 estará colocada la segunda capa de asfalto, para posteriormente demarcar la carretera.

El costo total del proyecto asciende a ¢1.286 millones.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA