Universidades privadas cobran clases virtuales como si fueran presenciales

Pese a que desde abril las universidades imparten clases virtuales por la pandemia, y tienen menores costos en su operación, esto no se traduce en precios más bajos por matrícula y las materias que cobran a los estudiantes.

Aunque algunas casas de estudio sí han aplicado descuentos en algunos rubros, esto queda a criterio de cada entidad y no por una orden del ente regulador.

El problema, según el Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada (Conesup), es que los precios topes de las materias y la matrícula se establecen el año anterior al ciclo lectivo y rigen para todo el año. Es decir, los precios para todo el 2020 fueron fijados en el 2019, por lo tanto, las universidades siguieron cobrando esas tarifas, aún cuando la mayor parte del año los estudiantes recibieron las clases virtuales.

La virtualidad reduce los costos de las casas de enseñanza superior en rubros como: agua, electricidad, Internet, mantenimiento y limpieza.

Estos rubros forman parte del apartado de costos básicos y de inversión que se incluyen en el cálculo para establecer los precios de cada materia y la matrícula que aprueba el Conesup.

Publicidad Conexión Mundial

Para el próximo curso lectivo tampoco se espera una rebaja en las matrículas y materias, a pesar de que la mayoría de los centros de enseñanza superior ya anuncian que las clases empezarán de forma virtual.

El Conesup insistió en que las tarifas se establecen de forma anual y ellos no cuentan con una normativa para poder fijar precios diferenciados por cuatrimestre según la modalidad: virtual o presencial.

Para el 2021 aplica lo mismo. Los costos de matrícula y materias continuarán como si las universidades ya estuvieran habilitadas para dar clases presenciales; a pesar de que a la fecha el Conesup no ha aprobado ningún protocolo a las universidades para el retorno a las aulas.

Impedimento legal

Consultada sobre por qué el Conesup no interviene en favor de los estudiantes, Nuria Méndez, directora de esa entidad, explicó que están limitados por la normativa vigente para poder modificar temporalmente los precios.

“Ahí trasciende la competencia del Conesup, ya sería la propia universidad la que debería de hacer el análisis para mantener al grupo de estudiantes con el que cuenta. Es un trabajo de la universidad (reducir las tarifas).  Muchas han hecho descuentos en matrícula, cursos, han ampliado el pago o realizados pagos diferenciados como lo ha hecho la banca nacional. Lo que la universidad no puede hacer es subir los montos más allá de lo aprobado por el Conesup. Las universidades sí pueden cobrar menos de lo aprobado”, afirmó Méndez.  

El Conesup se encuentra en este momento en análisis de los costos de la matrícula y materias para el periodo 2021. 

Desde el 2020 el Conesup cuenta con una metodología para calcular los costos de la matrícula y de las materias con base en los cuales fijan las tarifas tope a las universidades.

“Lo único que mandamos a hacer a principio de la pandemia fue instar a las Universidades a que revisaran sus precios y que ellos propusieran. No podemos hacer más que eso, aunque entendemos la situación, el reglamento nos limita”, concluyó Méndez.

Publicidad Cine en Cortos - Especial Pandemia
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/