El pastor Carlos Chavarría Fonseca de la iglesia Generación 3:16 (G3:16) deberá responder en un juicio por los presuntos delitos de violación, abuso sexual y corrupción agravada en contra de siete mujeres.

La oficina de prensa del Ministerio Público confirmó esta tarde que la Unidad de Género de la Fiscalía Adjunta de Heredia consiguió que el Juzgado Penal de la zona eleve a juicio el caso seguido contra Chavarría Fonseca.

“Este despacho también solicitó la prórroga de medidas cautelares, por lo que el sospechoso permanecerá en prisión preventiva hasta el 22 de febrero del 2021”, indicó el ente acusador. 

El religioso fue detenido en agosto del año anterior y desde ese momento guarda prisión preventiva.

Chavarría, conocido como el pastor de los ricos, es señalado por la presunta comisión de abusos sexuales en contra de mujeres que formaban parte de la agrupación religiosa que él dirigía.

En la audiencia preliminar efectuada el pasado 23 de noviembre la Fiscalía, abogados de algunas de las denunciantes quienes figuran como querellantes y hasta los defensores del pastor solicitaron la elevación a juicio.

Así lo dio a conocer a Costa Rica Noticias, Alejandra Araya, una de las representantes legales del acusado.

A esa petición se unieron abogadas del del Instituto Nacional de la Mujeres (Inamu), que figura como coadyuvante en la causa seguida contra Chavarría. El Inamu además da apoyo psicológico a las mujeres.

Dos de las denunciantes, adicionalmente, reclaman el pago de ¢300 millones por supuesto daño moral y material.

Aunque las supuestas víctimas son mayores de edad, una de ellas denunció aparentes abusos ocurridos cuando era menor de edad. Este caso se tramita como supuesta corrupción agravada.

 Araya destacó como argumentos de la defensa el hecho de que todas las denunciantes son mayores de edad y que nunca hubo uso de la fuerza por parte del líder religioso.

Colaboración en campaña

Carlos Chavarría era un pastor de bajo perfil a nivel público, a pesar de su popularidad entre entre empresarios, políticos, artistas, faranduleros y deportistas, muchos de los cuales asistían a su iglesia y lo tenían como su consejero.

Su nombre saltó a la luz pública en junio del 2019 cuando una investigación del Semanario Universidad dio a conocer que el pastor había integrado a miembros de su congregación a la cúpula de la campaña política del predicador Fabricio Alvarado, quien en el 2018 aspiró a la presidencia de la República por el Partido Restauración Nacional.

La investigación de Universidad detalló que integrantes de esa iglesia se ocuparon de tareas relacionadas con la elaboración del plan de gobierno, mercadeo y promoción del candidato quién perdió en el balotaje frente a Carlos Alvarado.

Este es el caso del empresario Juan Carlos Campos quien fue gerente de campaña de Fabricio Alvarado durante la segunda ronda electoral. Como parte del elenco de campaña también participaron los feligreses de G3:16, el productor audiovisual y cantante Luis Alonso Naranjo, el cantante y productor Arnoldo Castillo, el médico cirujano Rodrigo Ramírez y Carolina Malavassi, quien fue una de las fundadoras del Partido Acción Ciudadana.

Semanas después de estas revelaciones empezaron a aflorar las denuncias por supuestos delitos sexuales. Esto provocó que los siete pastores restantes de G3:16 le quitaran el apoyo a Chavarría y lo obligaran a renunciar a la dirigencia de la iglesia que llegó a reunir a más de 2.300 miembros.

Ahora le corresponde al Tribunal Penal de Heredia programar una fecha para que inicie el debate.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA