El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) abrió una investigación en contra del grupo de Telegram “Nudes CR”, el cual comparte contenido íntimo de mujeres e incluso de menores de edad.

Óscar Monge del departamento de prensa del OIJ comunicó que el proceso lo lleva a cabo la sección especializada en Violencia de Género, en conjunto con la de Cibercrimen.

“Hay una investigación que se está llevando por parte de la Sección Especializada en Violencia de Género, Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes, en conjunto con la sección especializada en Cibercrimen y de la mano con el Ministerio Público”, señaló el vocero.

El grupo contaba con más de 3.000 miembros.

El viernes anterior el Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) pidió al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) investigar el grupo de Telegram.

LEA: Inamu pide a autoridades intervenir ‘Nudes CR’, grupo donde se comparten fotos íntimas de mujeres

Los miembros de este chat se exponen a la comisión de al menos tres delitos:

  • La tenencia de pornografía infantil establecido en el artículo 173 del Código Penal, cuya sanción va de 1 a 4 años de cárcel.
  • La difusión de pornografía infantil establecido en el artículo 174 también del Código Penal, cuya sanción es de 3 a 7 años.
  • La violación de correspondencia privada, es decir, cuando una persona difunde un contenido que envía otra. Este delito esta contemplado en el artículo 196 igualmente en el Código Penal y se castiga con 1 a 3 años de prisión.

Parte de quienes integran este grupo, han expuesto en la misma página que no habrá ninguna consecuencia al respecto. Algunos aseguran que ya pasaron por un proceso legal y que nada de Telegram sirve como prueba.

Captura de pantalla grupo ¨Nudes CR¨ de Telegram

El abogado experto en delitos informáticos, Adalid Medrano, indicó que tales afirmaciones son falsas.

“Es falso que una prueba que se pueda obtener a través de Telegram no pueda utilizarse en un proceso judicial. Por supuesto que toda prueba, toda evidencia, debe seguir ciertos protocolos para su obtención, pero definitivamente si se podría individualizar a una persona con respecto a la difusión de contenido pornográfico infantil o contenidos de adultos que hayan sido difundidos sin autorización de los titulares”, expresó el abogado.

Según el grupo “Detengan el Abuso Infantil”, una cuenta oficial en Telegram, solo en el mes de noviembre dicha red de mensajería había suspendido 12.709 canales relacionados con pornografía y abuso infantil.

En octubre fueron 16.694 y en septiembre 17.086 canales.

Los usuarios de Telegram pueden denunciar este tipo de grupos mediante la misma aplicación o bien pueden escribir un correo a stopca@telegram.org

De acuerdo con la psicóloga Gabriela Garro, los chats y los mismos dispositivos electrónicos, generan un apoyo entre los integrantes que propician ciertas conductas en grupos como el de Telegram.

“Cuando las personas interactuamos en grupos siempre hay un acuerpamiento a diferencia de cuando se hace de manera individual. Aquí, además, hay que sumarle que es un acuerpamiento desde lo digital”, explicó.

Otros factores desencadenan acciones como las de los miembros de estos chats, entre estas la socialización del hombre, con base en el poder, donde este asume a la mujer como un objeto y no como una persona.

A esto se une el irrespeto a la privacidad por satisfacer una necesidad o un deseo y la falta de educación para relacionarse en las redes sociales o mediante un aparato electrónico.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA