La falta de fiscalización municipal en obras agrava las emergencias causadas por desastres naturales

  • Guanacaste registra un 45% de obras sin permisos municipales

La unidad de Investigación y Análisis del Riesgo de la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) señala al desorden urbanístico y la falta de cumplimiento de las regulaciones constructivas municipales como las principales razones de que los desastres en algunas emergencias se magnifiquen.

La CNE responsabiliza de esos problemas a las municipalidades y a los propietarios de los bienes inmuebles.

“Los problemas se magnifican en los asentamientos sin permisos. Esta problemática viene en incremento y ya llega a sitios fuera del GAM. El principal problema es que se sitúan en zonas de riesgo por inundación y deslaves, entre otros”, comentó Lidier Esquivel jefe de Investigación y Análisis de la CNE.

La CNE afirma que el manejo correcto de aguas puede hacer la diferencia frente a un evento natual. Este trabajo de planificación le corresponde a los ayuntamientos. Foto: Archivo.

Un estudio realizado por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) con datos del 2019, que inspeccionó un total de 4.579 proyectos en todo el país, encontró que 30% no contaba con permisos de construcción municipal, es decir el doble en comparación con el 2015.

Esta ausencia de vigilancia simboliza un peso significativo si lo que se desea es evitar desastres de alta magnitud.

“Uno podría tentar a creer que el cambio climático es el responsable de estos desastres, pero en un altísimo porcentaje la responsabilidad sigue siendo nuestra como personas en el sentido que muchos de estos asentamientos se consolidas en áreas con recurrencias de inundación”, menciona Esquivel.  

Un ejemplo es el caso de Guanacaste, que según el estudio registra el porcentaje más alto de obras sin permiso municipal con un total de 45%. Lo que dio espacio a la construcción es cercanías de ríos que no generan sensación de riesgo, pero luego provocan impactos de importancia como en el caso del río Tempisque.

“Indudablemente, la mayor responsabilidad es colectiva, no es necesariamente de la naturaleza porque si bien el evento no se pudo haber evitado, sí el nivel de daños”, afirma.

Pese a las evidencias la comisión prefiere ver el vaso lleno y agradece que ese 30% no sea mayor, aunque sí teme que las cifras para este 2020 se hayan incrementado.

Por su parte, el Colegio Federado aseguró que las normas más allá de bloquear procesos, lo que buscan es la seguridad de las construcciones y recuerdan que los proyectos informales que se construyen bajo conocimientos empíricos implican un alto riesgo. 

Al mismo tiempo afirman que la falta de control y la ausencia de procesos de verificación son las principales causas de esos fallos municipales.

“Se ha mal entendido el tema de obra menores, estas quedan para trabajos como arreglar el techo o la acera. Pero hemos determinado que hay ampliaciones sin permisos de forma generalizada. Para este año tenemos cierto temor de que pueda haber un dato mayor fruto de la pandemia”, aseguró Javier Chacón, director de Operaciones del CFIA.

Chacón sugirió que la solución vendrá de la simplificación de trámites, el control del territorio, el registro de la responsabilidad profesional y la labor compartida entre las municipalidades y el CFIA.

Se realizaron consultas al respecto a la municipalidad de la cruz, el ayuntamiento con el mayor número de obras sin permisos; así como a la unión nacional de gobiernos locales, sin embargo, al cierre de esta edición ninguno de los dos refirió al tema.

Publicidad Seguí nuestra señal en vivo acá