Sector construcción reporta 40 mil empleos menos al segundo trimestre del 2020

Muchos de los puestos de trabajo que se han perdido en el sector construcción son de obreros. Foto: Archivo.

Operarios y obreros son quienes se ven más afectados ante la baja de puestos de trabajo

La crisis que vive el sector construcción y que se viene agravando con la pandemia, que afecta al país desde inicios de este 2020, generó una baja de 40.400 empleos al mes de agosto, en comparación con los puestos de trabajo existentes durante el I trimestre.

Así lo informó el Reporte de Resultados del Sector Construcción al mes de octubre, generado por la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

“El covid no fue la razón por la que estamos en crisis, ya nosotros veníamos de una situación muy compleja desde el año pasado y hemos demandado incentivos o propuestas para reactivar el sector. El covid vino a agravar la situación y de ahí la caída en el empleo”, mencionó Randall Murillo, director ejecutivo de la CCC.

La cámara calificó de tímido el accionar del gobierno ante la situación y asegura que pese a la propuesta de estrategias no han visto cambios significativos que impulsen al sector. Eso sí, rescataron la interrupción del cobro del I.V.A. al sector que se anunció hace unos meses.

“Hay temor del inversionista y entonces la gente que iba a comprar una casa o generar una construcción se detiene. Si tuviera que resumirlo es que hay una alta dosis de preocupación que no permite que el empleo se recupere”, añadió.

La alta dosis de preocupación e incertidumbre en el sector no permite recuperar la actividad constructiva y por ende generar nuevos puestos de trabajo.

“Cuando no hay construcción se pierden empleos administrativos como ingenieros y arquitectos, pero sobre todo de gente de oficinas de departamentos de compras, y más delicado aún, la parte obrera que es gente que normalmente no tiene posibilidad de colocarse en otra actividad, es gente que si no hay construcción no tiene posibilidad de llevar sustento a sus casas”, enfatizó Murillo.

Se estima que una obra constructiva mediana puede generar entre 200 y 300 puestos de trabajo, según la etapa en la que se encuentre. Mientras que una de gran magnitud podría activar hasta 1000 puestos de trabajo.

El mayor impacto se refleja en la Gran Área Metropolitana (GAM), ya que mantiene un 60% de la actividad de la construcción, seguido de las zonas costeras como Guanacaste y Pacífico Central.

Ante esta realidad la Cámara no augura un 2021 muy distinto.

“No veo ninguna posibilidad de que la construcción se recupere si no hay un acompañamiento claro y decidido de parte del Ejecutivo”, concluyó.

Entre las soluciones que podrían cambiar el panorama se sitúan el acceso financiero para vivienda de clase media, la simplificación de la tramitología y generar condiciones especiales a proyectos más expeditos, y la implementación de alianzas público privadas.

Publicidad Investigación Especial: Maleteros del Oro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor escribe tu nombre aquí