Llenas de ilusión y motivación iniciaron sus entrenamientos las jugadoras de la Selección Sub-20, de cara al Mundial Sub-20 de la FIFA que Costa Rica debía albergar, primero en el 2020 y luego, por una posposición, en el 2021.

Ni la pandemia, ni ningún otro obstáculo parecían suficientes para apagar ese sueño de representar al país en un mundial, y mejor aún en casa.

Pero como balde de agua fría, esas ilusiones de jugadoras luchadoras se acabaron con el anuncio de la cancelación del Mundial Sub-20 Costa Rica 2021. Al traste se dio el esfuerzo de muchas de estas jugadoras sacrifican su día a día para cumplir con los entrenamientos del técnico Harold López y que también combinan sus estudios y trabajos con las prácticas de la tricolor. Este año ya acumulan 18 semanas de prácticas.

Algunas, como Alexandra Pinel, viajan kilómetros para entrena. Pinel se traslada en autobús todos los días desde La Fortuna de San Carlos hasta San Rafael de Alajuela; ella solo tiene 17 años y podría estar en una convocatoria para el 2022, pero otras como Priscilla Chinchilla, quien tiene 19 años se perderán esta inigualable experiencia.

Esto ya se lo plantearon en la Federación Costarricense de Fútbol y ahora se replantean el proceso, ya que la representación del Mundial de 2022, que también será en nuestro país, se conformará de jugadoras nacidas en el 2002 y 2003.

“Actualmente la selección Sub-20 que iba a enfrentar el mundial 2021, son nacidas en los años 2000 y 2001, con algunas excepciones del 2002. Pero la Selección que le corresponde ahora jugar el mundial en el 2022 serán las nacidas en el 2002 y 2003. Eso quiere decir que son dos combinaciones de las dos selecciones, las más jóvenes de la selección Sub-20 con las mayores de la selección sub 17”, explicó la Coordinadora de Selecciones Femeninas, Amelia Valverde.

En países como España lamentan que la mejor generación que aseguran han tenido se pierda la experiencia del Mundial Sub-20. Esta es la generación de 2001, artífice del único título femenino, el conseguido en el Mundial Sub-17, que España ganó en 2018.

La selección Sub-17 actual tampoco tendrá su eliminatoria, ya que fue cancelado también el mundial de esa categoría. Para Amelia Valverde lo mejor es que las jugadoras se mantengan entrenando mientras se replantean objetivos.

“Recordemos que son procesos, que ha sido un año muy difícil y no han competido. Para nosotros es importantes mantenerlas aquí para luego tomar las decisiones correspondientes”, dijo.

A menos de que FIFA cambie las normas, porque una vez suspendido no parece que vaya a pasar, pero la generación de 2000-2001 no tendrá Mundial Sub-20.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA