El entrenador nicaraguense, Óscar Domíguez será el encargado de acompañar a la Selección Nacional de Boxeo en la recta final rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, después de la sorpresiva renuncia del cubano, Ernesto Aroche.

Aroche, quien tomó una oportunidad de trabajo en España, estaba frente a esta selección desde el año 2015, el cubano tenía cinco años para intentar volver a clasificar a un boxeador costarricense a Juegos Olímpicos, ya que la última vez que Costa Rica tuvo representación en esta disciplina fue en Séul de 1988, es decir, hace ya 32 años.

El nuevo entrenador tiene la tarea de llevar a este grupo al clasificatorio, que de momento se estaría realizando en el mes de marzo en Colombia, pero antes podrá estar con sus pugilistas en la única velada que tendrá el boxeo nacional este año. Se trata de unas peleas de fogueo, que obtuvieron aval por parte de los ministerios de Salud y Deportes para los seleccionados.

Dicha velada se realizará entre el 12 y 13 de diciembre en el Gimnasio Nacional, cerrado al público y con estrictas medidas sanitarias.

Según Rafael Vega, presidente de la Asociación Costarricense de Boxeo (Acobox), el objetivo de Domíguez, quien ha estado trabajando también de cerca con esta selección desde hace un tiempo, es darle continuidad al trabajo de Ernesto Aroche.

“Aquí necesitamos seguir con el modelo que teníamos, no sería conveniente cambiar el plan, esto podría confudir a los atletas, así que de aquí a los Juegos, seguiremos con el camino del anterior entrenador”, explicó Vega.

Según Vega, pese a que a los seleccionados les dolió perder a su líder, siguen motivados y sigue pensando en conseguir el boleto a Tokio 2020.

“Eso nos motiva ya que queremos regresar a unos juegos”, dijo Rafael Vega.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA