El danés Magnus Cort Nielsen ganó al esprint la 16ª etapa de la Vuelta este viernes entre Salamanca y Ciudad Rodrigo, tras la cual el esloveno Primoz Roglic amplió unos segundos su ventaja en la punta de la general.

Nielsen (Education First) se impuso en una masiva llegada a Roglic (Jumbo-Visma), que fue segundo, y al portugués Rui Costa (UAE) ,aunque éste fue posteriormente descalificado por un esprint irregular y el tercer puesto fue para el neozelandés Dion Smith (Mitchelton-Scott).

“Estaba bien colocado y he buscado mi distancia, a unos 200 metros y ahí ya he ido a tope hasta que he visto que ganaba”, dijo Nielsen tras la etapa.

Roglic tuvo controlada la carrera para entrar en segunda posición, consolidando su liderato de la general a dos días del fin de la vuelta y la víspera de la crucial etapa del sábado, donde se decidirá el vencedor de la presente edición de la ronda española.

Andrey Amador fue el líder de la persecución de la fuga, los últimos 60 kilómetros fueron muy movidos con el intento del Ineos de alcanzar a Roglic, pero Jumbo estuvo pendiente del trabajo de los británicos y lograron que Roglic llegara en el segundo lugar, que le permitió sumar seis segundos de bonificación.

 Este viernes el costarricense finalizó la jornada en el puesto 39 a 17 segundos del danés, obteniendo la casilla 52 en la clasificación general.

El esloveno amplió de 39 a 45 segundos su ventaja sobre el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), segundo de la general, mientras que tercero está el británico Hugh Carthy a 53 segundos del líder.

“He conseguido seis segundos, que es lo mismo que logré en el Angliru, por ejemplo. Mañana llega un día duro, el decisivo y tenemos que mantenernos centrados”, advirtió Roglic, satisfecho de haber podido rebañar otros seis segundos en la meta de Ciudad Rodrigo.

El sábado tendrá lugar la 17ª y penúltima etapa de la Vuelta a España, de 178,2 km, entre Sequeros y el alto de la Covatilla, con tres puertos de tercera categoría, uno de segunda, otro de primera y llegada en uno de categoría especial.

El pelotón tendrá que sufrir una última subida de 11,4 km, con una pendiente media del 7,1%, para llegar al Alto de la Covatilla, donde en  2018 se hizo con el maillot rojo el británico Simon Yates, vencedor final de la ronda española de aquel año.

Al día siguiente, se llegará a Madrid, donde la organización ha modificado el recorrido ampliando la etapa en 14 km con lo que pasa de los 125 iniciales a 139, saliendo desde el Hipódromo de la Zarzuela, en las afueras de la capital, y con la meta en el corazón de Madrid.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA