El joven ciclista belga Jasper Philipsen (UAE Emirates) se impuso este jueves al esprint en la decimoquinta etapa de la Vuelta a España, la más larga de la prueba, con 230 kilómetros, entre Mos y Puebla de Sanabria.

El maillot rojo de líder sigue en poder del esloveno Primoz Roglic, a tres días de la llegada a Madrid, Carapaz sigue segundo con 39 segundos, así que la general no cambió mucho y sigue abierta la pelea.

Los tiempos de la clasificación general se tomaron a tres kilómetros para la meta, debido a una mancha de aceite en la carretera a la entrada de Puebla de Sanabria, por lo que los aspirantes al podio en Madrid levantaron el pie, todo para seguridad de los pedalistas.

“Por lo que me informaron, había un poco de aceite en el asfalto. Fue bueno no tener que arriesgar”, comentó Roglic a la llegada.

Andrey Amador volvió a cumplir, entró en el puesto 59 con el mismo tiempo del ganador, que fue de 06 horas 18 minutos y 57 segundos.

La 15ª etapa de la Vuelta, la más larga desde 2005, estuvo muy concurrida en su parte inicial, hasta que se formó una fuga con una docena de corredores, entre ellos el francés Guillaume Martin, el maillot de la clasificación de la montaña, que amplió su ventaja como líder de esta categoría.

El viernes se disputará la 16ª etapa, de 162 km de recorrido entre Salamanca y Ciudad Rodrigo, con un trazado accidentado y un puerto de primera categoría cuya cima está a 35 km de la llegada.

AFP/Redacción.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA