La cronoescalada de este martes en la Vuelta España llega en un momento de mucha tensión. Entre los cuatro primeros lugares, solo hay 35 segundos de diferencia y Carapaz es líder por solo 10 segundos sobre el esloveno Primoz Roglic.

Así las cosas, Roglic tiene muchos factores de su lado, incluyendo la cronoescalada de este martes, de 33 kilómetros, con final en alto y un muro de 1.8 km al 14%.

Entre Carapaz, Hugh Carthy y Dan Martin, quienes le pelean el título, el más fuerte en la crono es Primoz.

Y aunque en el ciclismo todo puede pasar, todo apunta a que Roglic se llevará la roja mañana. ¿Cuánto tiempo le sacará de diferencia el esloveno al ecuatoriano? Eso es lo que veremos.

“Esta crono es importantísima, mañana vamos a comer uñas, esa crono se las trae. Mi esperanza es que Richard solo pierda 30 o 40 segundos, ya que una diferencia de más de un minuto 30 segundos sería devastador en las aspiraciones del Ineos”, explicó Geovanni Brenes, entrenador de ciclismo.

Pero, ¿por qué decimos que Roglic es más fuerte?

Sin tener que devolverse mucho en el tiempo, recordemos la crono en la penúltima etapa del Tour de Francia, donde, dejando de lado el logro por Tadeg Pogacar, el exesquiador esloveno, que tuvo un mal día en esa jornada, sacó al menos 10 segundos a Richard, solo en el ascenso a Planche des Belles Filles.

Esta vez al actual campeón de la Vuelta no le puede suceder lo mismo que en el Tour de Francia, aunque solo mañana sabremos si esa fue una lección aprendida para el Jumbo. Sin duda, Roglic acabó más que fatigado el domingo y eso podría pasar factura.

Esa jornada era muy similar a la que veremos mañana, pero ni un desplome como ese dejó que Carapaz lo superara. Hugh Carthy podría pelear, aunque todo depende del cansancio que acumule en las piernas.

En el Giro que ganó Richard Carapaz en el año 2018, el ecuatoriano fue superado en la crono larga de San Marino. Ahí Primoz le sacó 1:55 al ecuatoriano.

Hay proyección de vientos para esta etapa, que podrían marcar gran diferencia en los resultados. Así que mañana todo juega.

Para el resto de la competencia, Roglic tiene una gran fortaleza y es su equipo, algo que le ha faltado a Carapaz en un año complicado para el Ineos.

El único gregario que ha estado a la altura y siempre cuidando de su líder es el tico Andrey Amador, que el pasado domingo sufrió una caída que no le permitió ayudarle un poco más al ecuatoriano, pero que logró reponerse y terminar la carrera, por lo que sigue siendo la única esperanza en los peones del equipo británico.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA