Ante el incremento del número de casos positivos en numerosos países, volvieron a aparecer las dudas sobre la posibilidad de organizar los Juegos Olímpicos.

Por esta razón lo organizadores de Tokio se plantean la posibilidad de crear un centro de control de las infecciones de covid-19, que se lleguen a presentar entre deportistas, además de habilitar instalaciones médicas para tratar o aislar a los que puedan resultar contagiados.

Estas medidas forman parte del plan que preparan el comité organizador de Tokio 2020, el Ejecutivo central nipón y el Gobierno de la capital.

Su función principal será “detectar infecciones si se producen y dar una respuesta inmediata”, según dijo el director ejecutivo de la organización, Toshiro Muto.

Este grupo ya evocó medidas como la prohibición de los apretones de manos y la limitación de desplazamientos de los deportistas. Pero no se espera ninguna decisión definitiva hasta 2021.

Esto por supuesto subiría los gastos, aunque semanas atrás se había informado de un recorte significativo.

Los organizadores insisten en que la existencia de una vacuna no será indispensable, por lo que no se considera una nueva suspensión.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA