Durante la pandemia, una parte de la población ha incrementado sus niveles de ejercicio, mientras que otros han subido de peso debido a la ansiedad por la covid-19, no obstante, ambos comportamientos le pueden costar muy caro a sus articulaciones.

Se estima que para el 2025 habrá un aumento del 16% de pacientes con osteoartrosis, llegando a representar alrededor de 350 millones en todo el mundo, esto según datos de la Arthritis Foundation.

Pero, ¿Qué es la osteoartrosis?

La Osteoartrosis es una de las enfermedades más antiguas y comunes de los seres humanos, ocurre cuando el cartílago de las articulaciones se desgasta, causando dolor y rigidez.

“Es importante conocer la diferencia entre Artritis y Osteoartrosis,  la primera se debe a una respuesta inmunológica del organismo que conlleva a que haya disfunción articular, y la segunda es debido a un desgaste de la articulación, lo que conlleva a aparición de dolor, rigidez, inflamación e hinchazón, enrojecimiento y disminución del líquido sinovial dentro de la articulación afectada”, señaló Juan Tejada, Gerente Médico de Sanofi.

Erick Solano, médico ortopedista añade que esta enfermedad es causada por varias razones que pueden asociarse a factores genéticos, edad, impacto o trauma.

Solano agrega que anteriormente este padecimiento era común en personas mayores de 65 años, pero debido a la obesidad y a los deportes de alto impacto como correr o crossfit, se ha detectado un importante aumento en el desgaste articular en personas de 35 – 44 años de edad. 

“El gran dilema que tenemos acá es que cuando el cartilago empieza a envejecer no nos damos cuenta, entonces en muchos casos no hay ni un solo sintoma, pero ya el cartilago tiene arrugas, y ya ahí hay que pensar que podemos hacer” afirma el especialista.

Solano, además, asegura que la osteoartrosis no tiene cura, por esta razón, es importante mantener una vida sana y realizar deporte de manera equilibrada para no sufrir de estas lesiones. 

“Es importante siempre tener un equilibrio, un buen peso y hacer ejercicio moderado para dar una protección (…) Lo que nosotros vemos en consulta es que el primer síntoma es dolor, el segundo es inflamación, derrame o aumento de volumen” indicó el médico.

Para diagnosticar la enfermedad, se requiere de un examen físico basado en el historial clínico del paciente, pero también se pueden utilizar radiografías que ayudan a confirmar el diagnóstico y a determinar la magnitud del daño sufrido por las articulaciones. 

Por último, explica que existen tratamientos que permiten llevar una buena calidad de vida, como terapias, colágeno, inyecciones, o incluso, cirugías. 

Publicidad Currículo Electoral - Conozca los candidatos a la Presidencia de Costa Rica
www.youjizz.center
http://pornxvideos247.com
https://sexvids.porn/