Cerny se impone en una etapa del Giro acortada, Kelderman sigue líder

Josef Cerny logró este viernes la victoria más importante de su carrera. FOTO: AFP

El ciclista checo Josef Cerny (CCC) conquistó este viernes en Asti (noroeste) la decimonovena etapa del Giro de Italia, acortada en unos 130 kilómetros tras un movimiento de protesta del pelotón antes de la salida.

El neerlandés Wilco Kelderman conservó la ‘maglia’ rosa del líder a la víspera de la última etapa de montaña y a dos días del final de la ronda italiana en Milán.

Cerny se impuso en solitario con una veintena de segundos de ventaja sobre el belga Victor Campenaerts al término de los 124 kilómetros, con una salida cambiada de Morbegno a Abbiategrasso.

Poco antes del inicio previsto en un primer momento, una mayoría del pelotón rechazó disputar los 258 km, una distancia muy larga en la tercera semana de carrera, aunque dos equipos invitados por los organizadores (Androni, Bardiani) estaban listos para pedalear.

En medio del caos y bajo la incesante lluvia, los corredores terminaron subiendo a los buses de los diferentes equipos para acudir al nuevo punto de salida.

El director del Giro de Italia, Mauro Vegni, obligado a aceptar la modificación del recorrido, validó que la etapa saliera de Abbiategrasso, al norte de Milán.

“Lo siento, no he recibido ninguna propuesta de corredor o asociación, ni ayer por la noche (jueves) ni esta mañana (del viernes)”, afirmó Vegni, enfadado con la situación y con la imagen de caos que dio el Giro durante la lluviosa mañana.

Las televisiones no dejaron de repetir las imágenes de los corredores en su protesta.

“No aceptamos salir. Hemos negociado con el organizador para acortar la etapa con el objetivo de que la carrera pueda disputarse”, afirmó el australiano Adam Hansen, que participa en su 29º gran ronda.

A dos días del final

En la etapa, se formó una fuga de 14 ciclistas en la primera hora. El equipo Bora del eslovaco Peter Sagan, que busca el maillot de la clasificación por puntos, emprendió la persecución antes de levantar el pie a unos sesenta kilómetros de meta.

La brecha creció rápidamente entre la cabeza de carrera y el pelotón, que llegó a meta con un retraso cercano a los 12 minutos.

El ganador de la etapa, Cerny, descolgó a un pequeño grupo (Armée, Campenaerts, Clarke, Mosca, Pellaud) a 23 km de Asti y se puso en modo contrarreloj hasta la llegada.

Quinto en la crono de Valdobbiadene el pasado sábado en el Giro, el checo de 27 años logró este viernes la victoria más importante de su carrera.

El sábado, la 20ª etapa, que tuvo que renunciar a las principales ascensiones previstas (Agnel e Izoard sobre todo) por el rechazo de las autoridades francesas por el covid-19, será de 198 km entre Alba y Sestriere.

Sestriere se sube tres veces y creará diferencias entre los tres primeros de la general (Kelderman, Jai Hindley, Tao Geoghegan Hart), que en estos momentos se encuentran en 15 segundos.

FUENTE: AFP

Publicidad Investigación Especial: Maleteros del Oro