El País Vasco fue el escenario de la primera etapa de la Vuelta España que demostró tendrá muchas emociones y mucha intensidad. Incluso inició con más ímpetu que el pasado Tour de Francia.

Después de 173 kilómetros, el esloveno Primoz Roglic, vigente ganador, se llevó la victoria gracias a su ataque a 1,2 kilómetros de la línea de meta. Su equipo, el Jumbo, se mostró como el más fuerte, pero esta etapa ha dejado claro que veremos una increíble pelea entre los Jumbo y el Ineos de Andrey Amador.

Amador que por cierto tuvo un buen inicio en esta competencia, fue un hombre importante para su compañero Richard Carapaz, que llegó en segundo lugar a un segundo de Roglic. El nacional llevó el control del grupo clave en el buen resultado del equipo y claro, de su capo, el ecuatoriano Carapaz.

Amador llegó en el puesto 77, siendo el sexto en llegar a la meta por el equipo Ineos, con un retraso de 11 minutos y 12 segundos.

“Buena manera de empezar… Contentos con resultado y las opciones intactas”, escribió el nacional en sus redes sociales.

En esta etapa también quedó claro que Chris Froome no llegó a ganar; hoy sufrió en el alto de Elgeta y dejó al grupo a 5 km de la meta, el británico llegó el puesto 72.

Fue un día frío y lleno de abandonos, se despidieron Geniez, Mathias Frank y Van Wilder.

La segunda jornada partirá de Pamplona, presentando tres puertos de montaña, el último de ellos de primera categoría ubicado a 16 kilómetros de la meta en Lekunberri, para un total de 151.6 kilómetros.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA