El rey de la arcilla, Rafael Nadal, se corona una vez más en Roland Garros

Rafa Nadal consiguió su título 20 de Grand Slam. FOTO: AFP

El rey de la arcilla, el español Rafael Nadal (2° ATP), lo hizo de nuevo en París, consiguiendo así su título número 13 de Roland Garros, esta vez frente al serbio Novak Djokovic (1°) 6-0, 6-2 y 7-5 en 2 horas y 43 minutos.

Nadal estuvo impecable durante todo el encuentro, demostrando porqué es el mejor en esta superficie. Y no permitió que el serbio se sintiera cómodo con su saque en los dos primeros sets.

En un Roland Garros muy diferente, jugándose en otoño y con lluvia a causa de la reprogramación del torneo por la Covid-19, este domingo todos los ojos de los amantes del tenis estaban puestos en la cancha Philippe Chatrier.

Anteriormente, el español y el serbio ya se habían topado en dos finales en el polvo de ladrillo parisino y ambas fueron para Rafa, en 2012 y 2014.

Publicidad Denuncie en el PANI

En esta oportunidad, desde la primera manga, París atestiguó porqué Nadal es conocido como el rey de la arcilla. Cómodo como siempre en esta superficie, no le quiso ceder ni un juego a Djokovic.

Con 6-0, nunca antes visto por el serbio en un Grand Slam, Nadal dominó el primer set consiguiendo tres quiebres. Y para cerrar con broche de oro para el español, un ace fue el set point del juego, que duró apenas 46 minutos.

La segunda manga inició bien para Djokovic que se reencontró con su saque para el 1-0. Pero Nadal que estaba imparable en este partido, hizo un excelente punto cruzado para un advantage, que le dio la confianza para conseguir el segundo quiebre del set. Y de ahí solo fue cuestión de tiempo para el final 6-2 a favor de Rafa, en 50 minutos.

El tercer juego fue mucho más cerrado, Djokovic logró mantenerse al inicio, pero Nadal respondió con una magnífica devolución de revés para el 2-2 y que le dio la confianza para quebrar en el siguiente 0-40.

Sin embargo, el serbio empezó a mostrar el tenis al que está acostumbrado, logrando su primer breakpoint a favor, para el 3-3.

Pero Rafa, invencible con siempre y con su vista puesta en su campeonato 13 en el polvo de ladrillo parisino, se dejó el torneo con un 7-5, sin ceder ni un punto en el último juego.

Así, el rey de la arcilla, Rafa Nadal, demostró una vez más su supremacía en esta superficie y con lágrimas en los ojos pudo morder por decimotercera vez su copa de campéon, recibida de las manos de Nicola Pietrangeli.

“No pienso hoy en los 20 títulos y Federer. Hoy es una victoria en Roland Garros, que significa todo para mí, aquí he tenido los mejores momentos de mi carrera”, dijo emocionado la leyenda española.

Con este triunfo y con la Torre Eiffel de testigo, Nadal llega a su victoria número 100 en partidos de Roland Garros y a su título número 20 de Grand Slam igualando a Roger Federer.

Con ímpetu Rafa Nadal se impuso a Novak Djokovic. FOTO: AFP
Publicidad Investigación Especial: Maleteros del Oro