El rey de Roland Garros, Rafael Nadal (2º ATP), jugará contra el serbio Novak Djokovic (1°) por su 13º título el domingo tras derrotar este viernes, ofreciendo su mejor versión, al argentino Diego Schwartzman (14º); por 6-3, 6-3 y 7-6 (7-0), en tres horas y nueve minutos de juego.

Si Nadal gana el domingo igualará el récord de 20 Grand Slams de Roger Federer.

“Rafa es Rafa y esto es Roland Garros, hay una historia y nos tenemos que pegar a ella”, había avisado su técnico Carlos Moyá en la previa. El aventajado discípulo cumplió al pie de la letra, salvo en un tercer set en el que se enredó hasta que resolvió el tie break.

“Es un momento muy difícil y les doy las gracias. Estar en la final de Roland Garros es muy especial. Gracias a mi familia, que ha venido hoy, es un momento muy bonito para mí”, señaló Nadal nada más acabar.

El español concluyó con 38 ganadores y 34 faltas directas, mientras que el argentino se disparó a los 48 errores, con 24 ‘winners’.

En el arranque, un juego de 13 minutos con espectaculares intercambios prometía emociones fuertes y quizás un partido interminable, que no se cumplió.

El argentino, con el impulso emocional de su victoria en cinco sets y cinco horas ante Dominic Thiem (3º), salió inspirado y valiente, pero Nadal fue capaz de contener este primer impulso y anotarse un primer set muy disputado (1 hora y 4 minutos).

Marcó la diferencia al mostrarse más efectivo en las roturas, con un clínico 2/2, mientras que el argentino se quedó en 1/4.

Poco a poco la silueta de Nadal se hacía más grande en el escenario en el que ya suma 99 victorias mientras que el tenis de Schwartzman se difuminaba, con muchas dudas en el servicio, ofreciendo menos resistencia en la segunda manga.

El argentino ni siquiera tuvo la posibilidad de romper el saque del español, al que ahora le sirvió un 2/5 en roturas para situarse 2-0 en apenas 40 minutos.

Con dos sets a levantar, Schwartzman necesitaba más que un milagro para meterse en el partido. En la tercera manga, sin nada que perder y con el sol poniéndose, el argentino fue capaz de alargar la batalla, dando réplica en las roturas a Rafa, que finalmente encontró la salida en el tie break.

Por su parte, Novak Djokovic tuvo una sufrida victoria contra el griego Stephanos Tsitsipas (6°), en un partido que se extendió a cinco sets y duró tres horas y 58 minutos (6-3, 6-2, 5-7, 4-6 y 6-1).

Los primeros dos fueron sencillos para el serbio, que logró quebrar el saque del griego para tomar la ventaja y dar la sensación de que iba a cerrar rápidamente el encuentro.

Sin embargo, en el tercer set empezaron los problemas para Djokovic, que a pesar de estar 5-4 a favor con match point, permitió que Tsitsipas alargara el set hasta el tie break que terminó ganando 5-7.

Con la confianza encima el griego se mantuvo en la pelea con buenas jugadas y dos quiebres al saque del serbio, que le permitieron conseguir un 4-6.

Pero, finalmente, Tsitsipas desapareció para el último set. El griego se veía cansado y sin el ímpetu reciente, cosa que el número uno del mundo supo aprovechar para cerrar la quinta manga en tan solo 35 minutos.

“Tras perder el tercer set, estaba todavía ahí mentalmente, me dije que tenía todavía el control del partido. Él jugaba bien, pero yo estaba sólido”, dijo el serbio.

A los 33 años, Djokovic tiene la oportunidad de convertirse en el primer jugador de la era Open, y solo el tercero de la historia, en ganar al menos dos veces cada uno de los cuatro torneos del Grand Slam.

La final del Roland Garros entre Rafa Nadal y Novak Djokovic se disputará este domingo 10 de octubre.

FUENTE: AFP y Redacción

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA