El Ministro interino de Hacienda, Isaac Castro, explicó que según lo informado en agosto pasado, para el cierre de 2020, no se ha modificado la proyección de déficit fiscal, y se mantiene en 9,3% del Producto Interno Bruto, PIB, indicó el

“Es relevante que la población conozca que el déficit fiscal no ha variado, para evitar que esta apreciación equivocada lo induzca a tomar decisiones no deseadas, y con ello evitar falsas apreciaciones que podrían generar confusión”, aseguró Castro.

Dada esta aclaración, el jerarca dijo que “el déficit fiscal se define como la diferencia entre los gastos e ingresos totales del gobierno”.

“Este es uno de los principales indicadores del desempeño de las finanzas públicas, ya que permite determinar la capacidad financiera del gobierno para llevar a cabo sus compromisos, y obligaciones”, afirmó el jerarca.

Los ciudadanos deben diferenciar el déficit presupuestario, del déficit financiero proyectado

El ministro Castro le solicitó a la ciudadanía hacer la diferencia entre: déficit presupuestario y déficit financiero proyectado.

“El primero hace referencia a la diferencia entre ingresos y gastos presupuestados, y supone que el presupuesto se ejecuta al 100% en cada una de las partidas”, aclaró.

No obstante, no es posible ejecutar la totalidad de los recursos, por lo que históricamente existen niveles de subejecución.  

Por otra parte, “el déficit financiero proyectado es la mejor estimación que tiene la autoridad fiscal, ya que considera las subejecuciones, con respecto a la evolución de los ingresos, y gastos en la ejecución del presupuesto de la República”, aseguró el Titular.

Los únicos gastos nuevos que se incorporan en el presupuesto son para atender gastos asociados a la emergencia nacional ocasionada por la pandemia generada por la covid-19 y realizar transferencias a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Tras las afirmaciones surgidas en torno a la discusión del tercer presupuesto Extraordinario, el ministro Castro afirmó que “el Ministerio se compromete a mantener finanzas públicas sanas, disminuir el déficit fiscal, y continuar con los esfuerzos para contener y reducir el gasto, a la vez que se mejora e incrementa la recaudación de impuestos”.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA