La aparición de nuevas intoxicaciones por consumo de metanol tiene en alerta al Ministerio de Salud y el Hospital San Juan de Dios que en los últimos días atendió a cinco personas en esa condición.

Se trata de cuatro hombres quienes se encuentran en condición delicada y una mujer quien estaba embarazada y fue sometida a una cesárea de urgencia.

En el caso de los masculinos todos están delicados; tres permanecen en cuidados intensivos y el cuarto está en una unidad covid-19 tras resultar positivo por el virus Sars-COV-2.

Con relación a la mujer embarazada los médicos determinaron que tenía 35 semanas de gestación, y decidieron realizarle una cesárea de urgencia por sufrimiento fetal.

El doctor Joaquín Bustillos, jefe de Obstetricia del San Juan de Dios, dijo que no se sabe la cantidad de metanol que consumió la paciente, sin embargo, por el volumen de distribución aumentado por el embarazo tuvo menos complicaciones. Posterior a la cesárea la mujer estuvo en cuidados intensivos, se estabilizó y fue trasladada a un salón de ginecología del cual se fugó.

La doctora Viriam Mejías, directora de Enfermería, dijo que la mujer, de forma agresiva, exigió la salida. El personal le explicó que no era lo mejor para su condición, sin embargo, “el hospital no puede retener a un paciente contra su voluntad, no lo puede obligar a quedarse”.

Según el centro hospitalario, posterior, a la cirugía el servicio de Trabajo Social activó el protocolo para protección de la persona menor de edad, por lo cual, el bebé fue trasladado al Hospital Nacional de Niños donde lo reportan estable.

También notificó de la situación al Patronato Nacional de la Infancia y al Ministerio Público. 

“El metanol es un alcohol tóxico para el organismo porque el hígado no lo puede procesar. Esto ocasiona falla a nivel ocular, renal y al final multiorgánica, se podría decir que es un ‘veneno”, explicó Miguel Ángel Villalobos, jefe del servicio de Emergencias del San Juan de Dios.

Ministerio de Salud mantiene operativos 

Ante estos nuevos casos,  el Ministerio de Salud realizó este martes operativos específicos en Alajuelita, Aserrí y la Unión, donde aparentemente pudieron haber ocurrido dichas intoxicaciones, con el fin de identificar si en estos lugares se está comercializando bebidas alcohólicas adulteradas con metanol.

En este operativo se tomaron alrededor de 20 muestras de diferentes productos, las cuales fueron enviadas a Inciensa para su respectivo análisis.

“Desde julio del 2019 se mantiene vigente una alerta sanitaria emitida por la venta de productos adulterados con metanol en botellas con etiquetas alusivas a “Guaro Chonete”, “Guaro Cuerazo”, “Guaro Sacheto”, “Guaro Gran Apache”, “Aguardiente Estrella Roja”, “Guaro Montano”, “Aguardiente Barón Rojo”, “Aguardiente Timbuka” y “Aguardiente Molotov”. Desde esa fecha hasta el día de hoy se han mantenido los operativos con el fin de identificar posibles alcoholes adulterados” señaló Ileana Herrera, directora a.i de la Unidad de Productos de Interés Sanitario

En el 2019 fallecieron 29 personas producto de la intoxicación de bebidas alcohólicas adulteradas con metanol.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA