Los últimos ocho equipos con vida en el béisbol de las grandes ligas comenzarán a dirimir los boletos a la Serie Mundial a partir de este lunes, cuando arranque la series divisionales de la Liga Americana.  Su contraparte de la Liga Nacional deberá esperar hasta el martes. 

En el primer partido de la tarde se enfrentarán los astros de Houston contra los Atléticos de Oakland, para posteriormente tener a los Yanquis de Nueva York y a los Rays de Tampa Bay, una rivalidad creciente en la última década de este deporte en Estados Unidos. 

Los Rays fueron el mejor récord de la Americana durante la temporada recortada a 60 partidos; sin embargo, los Yanquis, el equipo con más títulos en la historia de la liga, con 27, siempre toman fuerza en playoffs. 

Ambas series se jugarán en sede neutral. Se jugarán en el Petco Park de los Padres y el Dodger Stadium de los Dodgers.

En la Nacional, los sobrevivientes que estarán frente a frente son los Bravos de Atlanta contra los Marlins de Miami y los Dodgers de Los Ángeles, el mejor equipo en la fase regular, contra los Padres de San Diego.

Así como en la Americana, ambas series se jugarán en sede neutral, específicamente en el Globe Life Field de los Rangers de Texas y en el Minute Maid Park de los Astros de Houston.

Si bien las series de comodines fueron al mejor de tres juegos, las divisionales serán al mejor de cinco. 

Posteriormente, cuando se jueguen los títulos de cada liga, así como de la Serie Mundial, ya será al mejor de siete. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA