A los hombros de un heroico Jimmy Butler, autor de un monumental triple-doble, los Miami Heat derrotaron este domingo a Los Angeles Lakers por 115 a 104 y recortaron a 2-1 su desventaja en las Finales de la NBA, lo cual podría darles un empujón anímico enorme, en una serie que los expertos ya daban por definida en favor de los Lakers.

Los Heat volvían a tener el domingo las cruciales bajas por lesión de dos de sus figuras, Goran Dragic y Bam Adebayo, pero Butler se puso el equipo a la espalda y lideró la resistencia frente a los favoritos Lakers con 40 puntos, 11 rebotes, 13 asistencias, dos robos y dos tapones.

Por el lado angelino, LeBron James terminó con 25 puntos, 10 rebotes y ocho asistencias mientras Anthony Davis, que sufrió problemas personales, acabó con unos discretos 15 puntos y cinco rebotes.

El cuarto partido de la serie se disputará el martes en la cancha de Disney World (Orlando) y todavía se desconoce si Dragic o Adebayo podrán participar.

Con esta victoria del Heat la serie se extenderá a mínimo cinco juegos y borró el temor de algunos ejecutivos de la NBA de una barrida en la gran final que le quitara emoción al desenlace de una temporada reanudada con miles de felicitaciones por la gran organización llevada a cabo en la burbuja de Orlando. 

Sin embargo, sí le trae un mal augurio a James, quien busca su cuarto anillo en diez visitas a la final, para intentar recortar la distancia que tiene en su lucha personal por alcanzar a Michael Jordan como el mejor jugador de la historia. 

En su carrera, la megaestrella de los Bulls de Chicago ganó seis cetros. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA