La pandemia provocó el cierre indefinido del Parque de Diversiones luego de 39 años de operación continua.

Así lo comunicó esta mañana la junta directiva de la asociación pro-hospital nacional de niños al tiempo que informó sobre la imposibilidad de esa organización de continuar trasladando recursos a ese centro hospitalario.

En acatamiento a las órdenes sanitarias emitidas por el ministerio de salud, el centro cerró sus puertas desde marzo.

“Sabemos que atravesamos un momento difícil, pero vemos con esperanza y con gran anhelo volver a abrir las puertas de nuestro oasis de entretenimiento familiar para volver a crear momentos de magia y fantasía y así continuar con nuestra misión”, expresó Luis Gamboa, gerente general interino del Parque Diversiones y director de la Asociación.

Gamboa explicó que desde marzo el parque no ha tenido ingresos, por tanto, se vieron obligados a suspender el contrato de colaboradores hasta nuevo aviso, respetando, eso sí, bajo los lineamientos de ley.

Ese órgano giraba al Hospital Nacional de Niños un promedio de 120 millones de colones anuales.

 La Asociación mantendrá operando el albergue Santiago Crespo para las familias de niños hospitalizados y que no tienen recursos para pagar hospedaje. También continúa liderando el proyecto de construcción y equipamiento de la torre de cuidados críticos del centro médico.

Según comunicó la junta directiva de la Asociación Pro-Hospital Nacional de Niños desde el inicio de la pandemia han buscado soluciones proactivas, pero debido a la incertidumbre reinante y la imposibilidad de definir una fecha de finalización de la pandemia, esperará el momento oportuno para reiniciar actividades.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA