El cruce de burbujas familiares y no mantener medidas de protección, eleva el riesgo de contagio de covid-19 y por ende los casos positivos así como los brotes de la enfermedad, según los especialistas en vigilancia epidemiológica.

El pasado 8 de setiembre, la sala de análisis de situación de la pandemia que siguen el pulso a lo que sucede y toma decisiones al respecto, dieron a conocer que el 55% de los casos de la enfermedad, con nexo identificado, están relacionados con actividades sociales y familiares.

La epidemióloga de la Caja de Seguro Social, Guiselle Guzmán, explica que las personas se relajan cuando se habla de reapertura y llevan a cabo actividades con personas cercanas sin medidas preventivas y sin ser conscientes de que están infectados. 

“La gente se siente segura con el núcleo familiar con el que está más frecuentemente en contacto. Pero el peligro está en que cada persona del grupo de contacto frecuente tiene a su vez contacto con otros grupos de contacto frecuentes, laborales, sociales o familiares”, apuntó la especialista.

Ante esto, Guzmán recomienda primero que cada persona con riesgo aumentado de complicación por el coronavirus se mantenga a distancia de familiares y amigos como una medida de autocuidado.  

“Las personas deberían tomar conciencia y decir: si soy una persona del grupo de mayor riesgo, debo estar siempre protegida, por eso, evito contacto cercano con otras personas y pido con amor a otros que usen su mascarilla y se laven las manos” comenta Guzmán.

La especialista afirma que las personas sin síntomas o con síntomas como una mínima tos o una leve molestia de garganta, son las personas que comúnmente propagan la enfermedad entre grupos. 

¨Aún dentro del hogar, cuando estoy en contacto con personas de confianza o de mi núcleo familiar, voy a utilizar siempre el lavado de manos, la mascarilla y la distancia. Si vamos a comer en familia o en grupo y nos tenemos que quitar la mascarilla, es el momento donde voy a establecer distancia mínima de un 1.5 metros. Y no voy a comer de frente ni cerca de otra persona. Inmediantamente cuando terminamos de comer, volvemos a establecer las medidas del uso de la mascarilla y la distancia¨ detalló la epidemióloga.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS)  en sus redes sociales mantiene la publicación de testimoniales de pacientes que fueron contagiados cuando compartieron espacios fuera de su núcleo familiar, pues desestimaron el riesgo de contagio porque eran personas conocidas y se veían sanas.  

La campaña está basada en informaciones de los propios servicios de salud y relata la existencia de personas con baja sensación del riesgo de la enfermedad con allegados, aunque sí manifiestan tener altas medidas de seguridad en espacios públicos con desconocidos. 

En uno de los videos se presenta el relato de un ciclista quien, en un paseo recreativo, tiene contacto con un enfermo y eso lleva el virus a la casa donde hay personas vulnerables.  

En otra se trata de un grupo de amigos que se encuentran de manera casual pero la emoción de estar juntos hace que olviden la distancia sanitaria lo que provoca el contagio de integrantes de los grupos.  

La tercera historia es un refuerzo positivo de un trabajador de oficina que usa el transporte público, que mantiene las medidas de protección física y de distancia sanitaria. Este trabajador se mantiene activo laboralmente y procura mantener una salida segura para él y su familia.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA