Después de 9 días de prohibición de pesca y venta de moluscos como mejillones, almejas y ostras, en el Pacífico, los pescadores tienen de nuevo permiso para su extracción.

Los análisis realizados por parte del Laboratorio de la Universidad Nacional a las muestras de agua recolectadas a lo largo de la costa pacífica, demostraron que los altos niveles de floraciones algales tóxicas, conocido popularmente como marea roja muestran una importante disminución en comparación con los días previos al 19 de setiembre, día en que se prohibió la extracción de molucos.

Ante estos resultados El Servicio Nacional de Salud Animal (SENASA) levantó la veda debido a que ya no existe peligro de toxicidad mediante el consumo de estos productos del mar.

Olivet Cruz, Director de Inocuidad del SENASA informó que “los análisis realizados en el Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios (LANASEVE) del SENASA, a las muestras de tejido de moluscos bivalvos, recolectadas en toda la costa pacífica, no se detectaron niveles cuantificables de toxinas de tipo paralizante”.

Unido a estos análisis, las imágenes satelitales de toda la costa pacífica aportadas por la Universidad de Costa Rica (UCR), muestran una disminución en la cantidad de clorofila a nivel superficial del mar.

Pese al levantamiento de la veda, SENASA continúa monitoreando la recolección y análisis de muestras de agua y carne de moluscos bivalvos, con la finalidad de asegurar la inocuidad de este alimento y en el caso de ser necesario, establecer las medidas sanitarias para la protección de la salud púbica.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA