El francés Julian Alaphilippe se convirtió en campeón del mundo de ciclismo en ruta, este domingo en el circuito de Imola, en Italia, devolviendo a su país un título que no ganaba desde que en 1997 se impusiera Laurent Brochard. 

La medalla de plata fue para el belga Wout van Aert y el bronce se lo llevó el suizo Marc Hirschi.

En ese primer grupo que peleó por la plata y el bronce, y que entró a 24 segundos, se encontraban también el polaco Michael Kwiatkowski, el danés Jakob Fuglsang y el esloveno Primoz Roglic, que no pudieron subir al podio.

El siguiente grupo cruzó la meta ya a 53 segundos de Alaphilippe. En él se encontraba el español Alejandro Valverde, campeón mundial en 2018.

Alaphilippe atacó en lo alto de la última ascensión, a menos de 12 kilómetros del final, para terminar cruzando la meta en solitario en el autódromo Enzo y Dino Ferrari, vestirse con el ansiado maillot arco iris y hacer sonar La Marsellesa en el cierre de este Mundial, inicialmente previsto en Suiza y que cambió de sede por las restricciones ante la pandemia del nuevo coronavirus.

El costarricense Kevin Rivera, único representante tico en esta competencia, tanto en la rama masculina como femenina, fue eliminado en la vuelta seis de nueve en total, sobre las que se debían recorrer 258.2 kilómetros.

La eliminación se da cuando los primeros lugares le dan cacería a los rezagados.

El tico, quien tuvo una pésima temporada, pues prácticamente no compitió y pasó más tiempo esperando poder viajar a Europa para reintegrarse a su equipo profesional que sobre la bicicleta, ya había anunciado que posiblemente su nivel no sería de destacar. 

Quien sí tuvo un gran año es el reciente campeón del Tour de Francia, el esloveno Tadej Pogacar, quien incluso atacó en el pie de la penúltima subida al Gallisterna, a 42 kilómetros de la línea de meta.

La joven estrella de 22 años llegó al inicio de la novena y última vuelta, a 28,8 km del final, con 25 segundos de ventaja sobre el pelotón nutrido con unos 35 corredores. Pero Fue alcanzado antes de llegar a los 20 kilómetros para el final. 

Pogacar finalizó por su parte en 33º posición, a 3 minutos y 44 segundos del ganador.

En la aproximación a la cima de la última subida de la carrera, Alaphilippe realizó el ataque necesario para destacarse de un pequeño grupo de cabeza que se había formado.

El corredor galo, ganador de la segunda etapa del Tour de Francia el pasado 30 de agosto en Niza, vivió en Imola uno de los grandes momentos de su carrera deportiva.  Es el noveno corredor francés en ganar el Mundial en ruta.

Van Aert, segundo clasificado, admitió sentirse “decepcionado” por no ganar: 

Primoz Roglic, una semana después de dejar escapar el título en el Tour de Francia, se conformó con el sexto lugar en el Mundial.

El sábado en la ruta femenina, la campeona fue la holandesa Anna van der Bregge , quien logró Un doblete inédito en el siglo XXI, dos días después de haberse llevado el título en la contrarreloj.

La holandesa, de 30 años, es la primera en realizar este doblete el mismo año desde que lo hiciera la francesa Jeannie Longo en 1995.

Por su parte, el italiano Filippo Ganna se proclamó nuevo campeón del mundo de la contrarreloj masculina el viernes, siendo el primer ganador de su país en esta especialidad.

FUENTE: AFP y Redacción.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA