El pasado 21 de setiembre, la Caja Costarricense de Seguro Social emitió la directriz temporal del uso extendido de respiradores N-95 ante el aumento de casos covid-19 y por posibles escenarios de desabastecimiento dado que la disponibilidad de este insumo está sujeta a la oferta internacional.

“El equipo técnico establece que esta práctica de reutilización de respiradores se ha implementado en diferentes países y ha sido recomendada por organizaciones internacionales tales como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidad y de Europa” explicó Esteban Vega de La O, gerente Logística a.i. de la institución. 

Según la Caja, las recomendaciones se fundamentan en la evidencia derivada del uso del respirador en otras pandemias y están dirigidas a todo el personal de salud que atiende directamente pacientes covid-19.

Ruiz, gerente médico de la CCSS, explicó que esta medida complementa otras tácticas de uso racional de respiradores filtrantes de partículas, tales como minimizar el número de personas expuestas al virus y que necesiten protección, definir zonas y actividades que requieren protección de alto grado y el priorizar el uso del respirador en el personal con mayor riesgo de exposición.

Esta decisión preocupa a los sindicatos de salud debido a que en este tipo de implemento, el fabricante suele indicar que es de un solo uso, lo cual significa que no es reutilizable.

La Unión Médica Nacional manifestó: “entendemos la situación crítica en la que nos encontramos en el momento actual pero no compartimos que la reutilización de respiradores N95 sea la solución ante el panorama epidemiológico que enfrentamos”. 

Edwin Solano, presidente de este sindicato, agregó que miles de funcionarios de la Caja han estado contaminados o en cuarentena por ser sospechosos de alto riesgo por contacto directo con SARS-CoV-2 y diez de ellos, lamentablemente, ya han perdido la vida y en su opinión esta directriz no ayudará en mucho en disminuir la dura realidad que golpea fuertemente al personal de primera línea de atención.   

Por otro lado, Undeca dijo “deplorar” esta política, y advierte a las autoridades que no pueden ser insensibles a los miles de trabajadores en confinamiento sanitario, a los 3000 trabajadores contagiados y al dolor humano de las familias de los fallecidos.

Esta agrupación gremial señala que el artículo 76 de la Ley General de Salud y el “Manual de bioseguridad para establecimientos de salud y afines” (Decreto Ejecutivo Nº 37552-S, 2012) prohíbe, de manera absoluta, que materiales descartables puedan ser reutilizados.

Por esta razón, aseguran que recurrirán a todas las herramientas y medidas, que sean necesarias, en defensa de ese contingente, que hoy son la primera línea de atención de la pandemia. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA