El cloro ha sido un aliado en el mundo para combatir el virus que provoca la covid-19; no obstante, este químico puede traer efectos perjudiciales a la salud. 

“Los antisépticos y limpiadores de origen sintético que se utilizan mayoritariamente son productos a base de etanol, cloro, compuestos de yodo, amonio cuaternario, clorhexidina y peróxido de sodio, que si bien es cierto, tienen un amplio espectro de efectividad, tal y como lo señalan los especialistas en infectología, debe utilizarse de manera mesurada y en las concentraciones apropiadas para evitar sus afectos adversos”, explicó Cristina Venegas, química con énfasis en investigación bioquímica.

Según la especialista, el uso obsesivo de este tipo de químicos pueden resultar tóxicos y hasta mortales para el ser humano. 

Por ejemplo, en Costa Rica del 01 enero al 15 setiembre 2020, el Centro Nacional Control de Intoxicaciones  ha atendido 575 consultas de intoxicación por cloro. 

Este centro indica que a nivel general, desde 1 de marzo al 6 de julio, los casos de intoxicación por productos de limpieza de uso domestico aumentaron un 29%, con respecto al mismo periodo del año anterior. En 2019 hubo 613 reportes, mientras que este 2020 se acumulan ya 791 eventos relacionados con productos de limpieza.

Es decir, que realmente el uso excesivo de químicos como el cloro tiene una serie de connotaciones negativas desde diversas aristas. 

De ahí que investigadores ponen sobre mesa la necesidad de buscar otras alternativas menos perjudiciales para la salud, como es el caso de los productos naturales, los cuales puede llegar a ser beneficiosos y con una economía importante para el consumidor.

Venegas Méndez es experta en plantas y realizó una investigación sobre los limpiadores naturales, útiles ante la nueva normalidad a la que debemos adaptarnos. Esta química ha estudiado a profundidad la relación entre el desarrollo de los metabolismos de las plantas, con factores ambientales y ecológicos, así como un indicador de salud ambiental. 

La química explica que el uso de los extractos o aceites esenciales como ciprés, lavanda, zacate de limón, clavo de olor o eucalipto no solo se pueden emplear para limpieza directa de superficies o de manos, sino que se pueden difuminar en el ambiente para la generación de un espacio con mayor sensación de frescura y bienestar. 

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA