Una escafandra tipo Helmet, no invasiva, para el uso en pacientes en estado no crítico de covid-19, es el proyecto en el que han venido trabajando expertos de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), en el Laboratorio de Fabricación Kä Träre.

El objetivo es ofrecer ventilación mecánica asistida a los pacientes hospitalizados. Según los expertos este dispositivo puede usarse con y sin ventilador, en hospitales rurales y regionales que tengan gases hospitalarios.

“Este prototipo pretende, de forma confortable, ofrecer ventilación mecánica asistida a los enfermos con covid-19. El artefacto es de buena calidad y duración”, dijo Jorge Espitaleta, médico intensivista del Centro Especializado de Atención de Pacientes con covid-19 (CEACO) y del Hospital del Trauma (HDT), quien ha colaborado desde hace cinco meses en este proyecto.

Según los profesionales este dispositivo no pone en riesgo la vida de un paciente al no ser una interfaz de soporte crítico o de ventilación asistida.

Está diseñado para atender al 80% de los pacientes que requieren hospitalización por covid-19. El 20% restante son los pacientes que eventualmente van a necesitar un ventilador de alta complejidad. Con el uso de este dispositivo podría reducirse el porcentaje de pacientes que eventualmente vayan a requerir un ventilador de alta complejidad.

Al igual que el TEC y UCR, la UNED solicitó al Ministerio de Salud la autorización para que estos cascos puedan ser puestos a disposición de los médicos para la atención de los pacientes que así lo requieran. 

Este laboratorio ya está elaborando 100 unidades de este casco y se está trabajando en la gestión de los recursos para unos 400 más.

En otros países se han hecho desarrollos de este tipo, se están utilizando con pacientes y los resultados han sido muy positivos, tal es el caso de Argentina.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA