Reforma de exoneración del IVA a servicios del sector construcción rige desde este miércoles

Sector construcción celebra avance en proyecto de ley.
Se espera que la exoneración del IVA a los servicios constructivos sirva de estímulo a ese sector Foto: Archivo.

Este miércoles se publicó la ley que permitirá exonerar servicios del sector construcción del Impuesto de Valor Agregado (IVA) hasta el próximo 31 de agosto de 2021.

Publicidad Denuncie en el PANI

El pasado viernes 11 de setiembre, el presidente Carlos Alvarado, y el ministro de Hacienda, Elián Villegas, firmaron esta reforma que pretende impulsar la reactivación económica del país.

Con la nueva norma, a estos servicios se les aplicará un impuesto del 4%, del 1 de setiembre de 2021 al 31 de agosto de 2022, inclusive; y del 8% del 1 de setiembre de 2022 al 31 de agosto de 2023, inclusive.

El mandatario Alvarado aseguró que con esta reforma se alcanza mayor estabilidad en un sector vital para el país, en materia de empleo y producción.

Lo que establece la nueva ley

De acuerdo con el Transitorio V bis- todos los servicios de ingeniería, arquitectura, topografía y construcción de obra civil prestados a proyectos registrados y/o visados por el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de Costa Rica, independientemente de la fecha de registro y visado, estarán sujetos a los siguientes beneficios tributarios del Impuesto sobre el Valor Agregado:

Beneficio Tributario Plazo de prestación del servicio
Exención del 100% A partir del día siguiente de la vigencia de la presente Ley al 31 de agosto de 2021, inclusive.
Tarifa del 4% Del 1 de setiembre de 2021 al 31 de agosto de 2022, inclusive.
Tarifa del 8% Del 1 de setiembre de 2022 al 31 de agosto de 2023, inclusive.

A partir del 1 de setiembre de 2023, todos estos servicios pasarán a estar gravados con la tarifa general prevista en el artículo 10 de la Ley 6826, Impuesto sobre el Valor Agregado.

La aplicación de la exención y las tarifas reducidas se realizará independientemente del tratamiento tributario que haya correspondido a estos servicios, del 1 de julio de 2019, a la entrada en vigencia de la presente Ley, según lo dispuesto en el transitorio anterior.

En agosto pasado la versión original de esta reforma fue vetada por el Ejecutivo, con la finalidad de corregir un error que hubo en la redacción sobre el escalonamiento de la exoneración del impuesto a los proyectos de construcción.

En ese momento el Gobierno propuso una nueva redacción para evitar perjuicios al sector construcción, la cual fue aceptada por los parlamentarios.

Publicidad Investigación Especial: Maleteros del Oro