Durante los últimos días la Cruz Roja ha evidenciado un aumento en los rescates acuáticos generándose un total de 7 incidentes en una semana.

Es por ello, que recuerdan a los bañistas que durante la época de invierno se da un aumento del oleaje y de las corrientes de resaca con mayor intensidad.

Una corriente de resaca son remolinos que se forman a lo largo de la playa, con un nivel de peligrosidad capaz de arrastrar incluso a un nadador experto.

Se produce, por el choque continuo de las olas en la orilla, el cual poco a poco va creando un camino de retorno para el agua en la arena.

La Cruz Roja recomienda a quienes decidieron pasar el fin de semana largo en las playas, estar atentos al comportamiento del mar y de ser posible abstenerse de ingresar si no hay guardavidas, nadar frente o cerca del puesto de guardavidas, nunca dejar niños solos, nadar siempre acompañados, mantener el nivel del agua a la cintura, en el caso de los menores a las rodillas, y no ingresar al mar bajo los efectos de alcohol o drogas.

 Desde el mes de agosto del 2019 la Cruz Roja Costarricense y el ICT han venido desarrollando un Convenio que pretende aumentar la seguridad en las playas de mayor visitación del país como lo son: Manuel Antonio, Parque Marino Ballena, Playa Ventanas, Cocles, Manzanillo y Tamarindo; durante el mes de agosto 2020 se registró un aumento en la visitación de aproximadamente 53012 visitantes distribuidos en las playas antes mencionadas.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA