La disponibilidad de camas de cuidado intensivo (UCI) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) estaría a pocas semanas de alcanzar su capacidad máxima de ocupación, así lo informó el presidente ejecutivo, Román Macaya.

El jerarca argumentó lo dicho con el comportamiento de la curva de casos en las próximas semanas tras el análisis que realiza la Caja.

Durante las últimas semanas se ha alcanzado en promedio 1 000 casos diarios a nivel comunitario, lo cual contrasta con lo que ocurría hace sólo dos meses, cuando para alcanzar esa cifra se requerían 5 días.

Para la semana 34 que corresponde a la del 17 de agosto, se tenía un promedio diario de 125 personas en UCI, en la semana 35 aumentó a 136 y en la semana 36 hubo un crecimiento considerable en promedio de 173 personas. 

Para la atención de la pandemia la Caja de Seguro Social ha invertido 67 936 millones de colones del Fondo de Contingencia.

Actualmente se cuenta con 923 ventiladores, de estos 239 son nuevos.

La meta de la Caja es contar con 1 345 camas, de las cuales 359 sería para la atención de pacientes que requieran cuidado intensivo. A la fecha hay 304 habilitadas con una ocupación del 76%. Y las restantes 986 son camas salón para cuidado moderado.

la Caja de Seguro Social podrá hacer uso de las camas de cuidados intensivos disponibles en el sector privado con el fin de ampliar la capacidad de internamiento de pacientes COVID-19. 

Esto sumará de forma paulatina y preliminarmente 22 camas UCI que se encuentran disponibles en los hospitales Clínica Bíblica, CIMA y Católica. 

La posibilidad de uso de dichos servicios se faculta mediante un decreto que será publicado esta semana.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA