“Costa Rica trabaja y se cuida” es un nuevo modelo implementado por el gobierno y las municipalidades que busca reactivar la economía aplicando las medidas para prevenir el contagio por COVID-19.

En la primera fase, cada Comité Municipal de Emergencias (CME), evaluará el grado de implementación de acciones preventivas y fortalecerá aquellas tareas que se encuentran débiles. El plan de acción tendrá una revisión quincenal para analizar los procesos y reforzar.

Sigfredo Pérez, jefe de operaciones de la CNE, enfatizó que se estimula una fuerte organización cantonal para comunicar, controlar y supervisar la aplicación estricta de medidas sanitarias que permita una mayor apertura económica.  En caso de no cumplirse dichos protocolos será necesario aplicar medidas más fuertes para prevenir la transmisión del virus en cada cantón.

La propuesta se apoya, en el desarrollo de una estrategia de comunicación, que permite llevar el mensaje preventivo a toda la población. Este abordaje se trabaja a través de Dinadeco.

Por medio del enlace de esfuerzos, se desarrollará el debido control y la fiscalización de las actividades productivas bajo el cumplimiento de los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud.

Marcela Guerrero del Instituto de Fomento y Asesoría Municipal, afirmó que la iniciativa reforzará el liderazgo de los gobiernos locales, y permitirá un intercambio intermunicipal de buenas prácticas.

En las mesas de los CME estarán incorporadas las áreas rectoras como lo son la Caja Costarricense del Seguro Social (C.C.S.S.) y el Ministerio de Salud para el abordaje de las medidas y el manejo de la información que se genera en los territorios.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA