Desde el año 2014 se ha presentado un fenómeno de desplazamiento de una parte importante del cerro donde se ubican las torres de comunicación en el Volcán Irazú.

En los últimos meses el desprendimiento ha continuado más rápido de lo previsto, y con una dirección que compromete parte de los senderos del sector Prusia, según informaron en el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac)

Con la finalidad de prever que ocurra un desprendimiento de materiales que podría afectar a los visitantes de esta área, y siguiendo las recomendaciones de la Comisión Nacional de Emergencias, procedieron a cerrar temporalmente algunos senderos hasta nuevo aviso. 

El guardaparques de este lugar, Horacio Herrera, dijo que pronostican que en un lapso de 2 meses se podría desprender gran cantidad de material, y caer en Prusia.

El jefe de Investigaciones y análisis del riesgo, de la Comisión Nacional de Emergencias, Lidier Esquivel, explicó que este panorama los obligó a tomar algunas medidas de precaución y protección para la población.

Esquivel aseguró que debido al posible desprendimiento de material del volcán Irazú; de forma preventiva cerraron temporalmente los senderos El Roble, El Puma, Los Abuelos, y Micaela.

En el Sinac comentaron que el Parque Nacional Volcán Irazú, sector Prusia, está abierto al público, y puede ser visitado, pues cuenta con la seguridad necesaria.

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA