La Caja Costarricense de Seguro Social anunció el pasado 28 de mayo la suspensión temporal de la hidroxicloroquina, esto como una medida precautoria, basado en una actualización de la Organización Mundial de la Salud.

En ese momento, la CCSS informó que dicho medicamento entraría en análisis, para conocer su impacto real, pero, ¿cómo avanza este estudio?, ¿podría volverse a usar este tratamiento en el país?

Según la entidad, recientemente se presentó ante el Comité Ético Científico (CEC) un protocolo de investigación sobre la hidroxicloroquina y se está a la espera de recibir el aval a finales de esta semana para poder iniciar la recolección de la información.

“Nosotros lo que queremos es identificar con un mayor número de pacientes que no fueron expuestos a la droga, comparar si los resultados que nosotros obtuvimos inicialmente obedecen a que esos pacientes recibieron el medicamento o si realmente a lo que corresponde es a la evolución natural de la enfermedad” explicó Marjorie Obando, directora de la Dirección de Farmacoepidemiología de la CCSS.

Obando agrega que el estudio contemplará una población de 800 pacientes o más, y es muy probable que en las próximas semanas puedan  contar con esos resultados, para poder responderle a la población de cómo actúa específicamente la hidroxicloroquina en la población costarricense.

La funcionaria aseguró que el uso que se le dio a este fármaco fue muy diferente al utilizado en otras naciones, pues se suministró a pacientes con síntomas leves, incluso indica que este medicamento aún no se descarta del todo en la entidad, pero que todo dependerá de los estudios.

Estudio genético y la hidroxicloroquina en la Universidad de Costa Rica

Aunado a lo anterior, para conocer más acerca el impacto de este medicamento, la Universidad de Costa Rica está pronta de iniciar una investigación en donde se relaciona la genética humana, la  hidroxicloroquina y la covid-19.

“Estamos a punto de iniciar esta investigación con base en los resultados obtenidos en la CCSS, durante la primera fase de la pandemia, para evaluar la seguridad de este medicamente, según el modo en que la CCSS lo venía utilizando, ya que es importante aclarar que han aparecido varios estudios pero ninguno con el esquema que la caja lo venía dando” explicó Alejandro Leal, Catedrático de Genética de la Escuela de Biología de la UCR.

Leal detalla que la CCSS dio el medicamento sin tener evidencia que convenía darlo y lo quitó sin tener evidencia que convenía descartarlo.

“Lo que nosotros estamos buscando es si hay alguna razón real para usarlo, tomando en cuenta diferentes factores, cómo enfermedades que tenga el paciente, edad, sexo, algunas condiciones diversas que puedan tener o medicamentos que están utilizando, y estilo de vida”, explicó el Catedrático de Genética.

El científico señala que este análisis de la facultad de biología es único en el mundo.

“Puede ser que la hidroxicloroquina le haya servido o no a algunas personas de acuerdo a su contexto genético, pero a nivel mundial todavía esto no se conoce, entonces nuestro estudio lo que quiere es evaluar la conveniencia o no de tomar este fármaco, depende del tipo de metabolismo que tenga la persona” contó el docente e investigador.

En la UCR esperan que los resultados puedan estar listos antes de que finalice el año 2020, para poder brindar a la CCSS una herramienta más que pueda garantizar o no, el uso de este polémico fármaco.  

Publicidad Aproveche la mejor conexión en Fibra Optica para su empresa con RACSA